Continúan las protestas en Birmania

De Agencias

15 de febrero de 2021, 12:00 PM

Los manifestantes salieron a la calle nuevamente en Birmania, a pesar del despliegue de tropas y del aumento de la represión por parte de la junta militar, que nuevamente ordenó cortes de internet en el país.

Cientos de ingenieros y de estudiantes se congregaron en el norte de la capital económica. Cerca de allí, en las inmediaciones del banco central, los manifestantes protestaban en medio de vehículos del ejército, con pancartas en las que se leía: «apoyamos los llamamientos a la desobediencia civil», «únanse al movimiento». Otros saludaban con tres dedos, un gesto de resistencia.

Hay fuerzas de seguridad, respaldadas con cañones de agua y tanques, en varios lugares de Rangún pero por ahora la presencia militar no es masiva, constató un periodista de la AFP.

Al igual que el domingo, las fuerzas de seguridad se desplegaron con vehículos blindados en las principales ciudades y cortaron el acceso a Internet este lunes, informó Reuters.

El domingo, las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes mientras que el ejército desplegó tropas en varias ciudades y obligó a cortar internet casi por completo.

Según el observatorio de internet NetBlocks, el tráfico de internet en Birmania cayó hasta el 14 por ciento de lo habitual desde la una de la madrugada del lunes (18:30 GMT del domingo), en el tercer bloqueo de las comunicaciones desde el golpe de Estado perpetrado por la junta militar el pasado 1 de febrero. 

La señal fue recuperada aproximadamente ocho horas después, a las 9 de la mañana hora local. 

La represión en las calles y el despliegue de tanques en varias zonas de Rangún provocó que un grupo de embajadas, incluidas la de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y otros 12 países, publicaran un comunicado en la noche del domingo en el que condenan de forma «inequívoca» la detención de líderes políticos, activistas y funcionarios, así como el acoso a periodistas. 

Además de en las calles, la movilizaciones contra el golpe también se llevan a cabo en las redes sociales, a pesar de la orden de la junta militar de bloquear Facebook y Twitter, lo que muchos están sorteando gracias a programas VPN, que permiten acceder a internet a través de servidores fuera del país.

Las redes sociales son el elemento que distingue más claramente estas movilizaciones de las protestas contra los militares en 1988 y 2007, que fueron sofocadas de manera violenta por el Ejército.

La junta militar, encabezada por Min Aung Hlaing, justifica la toma de poder por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre en los que la Liga Nacional para la Democracia, el partido liderado por Aung San Suu Kyi, arrasó, como ya hizo en 2015.

El golpe del 1 de febrero derrocó al gobierno de Suu Kyi y puso fin a una frágil transición democrática de 10 años.

En Birmania, donde las últimas revueltas populares fueron atajadas a sangre y fuego por los militares, en 1988 y 2007, numerosos ciudadanos dan cuenta del miedo que sienten a las represalias por parte de las autoridades, y más aún teniendo en cuenta que la movilización contra el golpe de Estado no pierde fuelle.

El domingo, por noveno día consecutivo, los birmanos salieron a la calle por miles. En Rangún, los manifestantes se reunieron en varios lugares, entre ellos cerca de la famosa pagoda Shwedagon, para exigir el regreso de la democracia y la liberación de su líder. 

LIVE