Siete de cada 10 nicaragüenses están a favor del canal interoceánico

De Agencias

26 de enero de 2022, 7:00 AM

Managua (Sputnik) — Una mayoría de 76,2% de encuestados en Nicaragua «quieren que el canal interoceánico se construya» en el país centroamericano, de acuerdo a los resultados de una encuesta realizada a 1.585 personas en las primeras dos semanas de enero, confirmó a Sputnik el gerente general de la firma encuestadora M&R consultores, Raúl Obregón.

«Siete de cada 10 están diciendo que quieren que el canal se construya, que el canal se eche a andar, hay una disposición de la gran mayoría de la población, evidentemente eso tiene que pasar por resolver algunas situaciones y despejar dudas sobre el lago y las propiedades [privadas]» por donde se proyectó la construcción de la vía interoceánica.

En junio de 2013, la mayoría de diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda) de la Asamblea Nacional aprobó la Ley 840, normativa jurídica que regiría la concesión, construcción y operación del Gran Canal.

La obra fue adjudicada a la empresa china HK Nicaragua Development Investment (HKND), para construir y posteriormente administrar durante 50 años la vía de 276 kilómetros de extensión y entre 230 y 280 metros de ancho, con dos puertos, un aeropuerto, dos esclusas, una zona de libre comercio y destinos turísticos.

La construcción comenzó oficialmente en 2014, pero la crisis bursátil que azotó China entre 2015 y 2016 le hizo perder un 85% de su patrimonio a Wang Jing, magnate de las comunicaciones y principal inversionista de HKND.

Las protestas violentas por las reformas al seguro social durante 2018 en Nicaragua, denunciadas por el Gobierno del presidente Daniel Ortega como un fallido golpe de Estado, estancaron el proyecto hasta estos días.

Sin embargo, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China y la adhesión de Nicaragua a la iniciativa de la Franja y la Ruta, reavivaron, en la población consultada, la necesidad de retomar el proyecto que tiene un costo superior a los 50.000 millones de dólares.

«La expectativa ha crecido a partir del restablecimiento de las relaciones de Nicaragua con China», declaró Obregón.

Según la encuesta, el 78,3% de las personas que opinaron consideran que la construcción de la vía marítima será de «beneficio para Nicaragua», porque significaría la salida de la «situación [crisis] económica», que propició el fallido golpe, el paso de los huracanes Eta e Iota y el impacto de la pandemia del COVID-19, que suman pérdidas valoradas en 30.000 millones de dólares.

El proyecto aprobado por Nicaragua en 2013 estima que la vía interoceánica triplicaría el tamaño del canal de Panamá y agilizaría el cruce de 5.000 barcos de gran calado cada año entre los océanos Pacífico y Atlántico.

Sin embargo, su ruta atravesaría el Gran Lago de Nicaragua de 8.264 kilómetros cuadrados de extensión, la mayor reserva de agua dulce de Centroamérica, que alberga tiburones, 400 isletas, tres grandes islas y los volcanes Concepción y Maderas; lo que fue calificado, en su momento, como una catástrofe ambiental por el Grupo Cocibolca.

El 31,9% de los encuestados considera el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua «dañaría» el ecosistema y fauna del lago, y un 31,6% cree que «perjudicaría», las propiedades privadas ubicadas en la ruta del proyecto.

LIVE