Incrementan a 100 los muertos por lluvias en Pernambuco, Brasil

De Agencias

31 de mayo de 2022, 11:31 AM

Las lluvias que afectan desde hace una semana la región brasileña de Pernambuco se han cobrado la vida de unas 100 personas, de acuerdo a una información ofrecida por las autoridades locales y de defensa civil este martes, quienes adelantaron que todavía hay 16 desaparecidos.

La Secretaría de Defensa Social de Pernambuco confirmó la cifra de muertos por lluvias, deslizamientos e inundaciones que afectan al estado desde el pasado miércoles y revelaron que las fuerzas de seguridad concentran sus búsquedas en el paradero de 16 víctimas, 14 de ellas sepultadas por los aludes, mientras que el resto habrían sido arrastradas por las inundaciones.

El titular de ese departamento, Humberto Freire dijo al respecto: “Estamos tomando en cuenta, para las búsquedas, todos los casos en los que hay reporte de persona desaparecida. Hay 14 casos confirmados, con nombres ya identificados, testimonios de familiares, y otros dos en los que un vecino señaló la ausencia o cuyo informe es inexacto, pero que también son objeto de atención”.

Según Freire, “todo indicio de desaparición o víctima nombrada debe contar con el pleno compromiso de los equipos de búsqueda y rescate. Este martes estamos utilizando 436 profesionales, entre bomberos de Pernambuco y de otros estados, además de otras fuerzas amigas, utilizando botes, perros de búsqueda, aeronaves y todos los recursos disponibles”, agregó.

Las alertas por los riesgos que trae la lluvia aumentaron tras la tragedia que afectó a Pernambuco. El Centro Nacional de Monitoreo y Alerta de Desastres Naturales (Cemaden), de Brasil dice que el peligro es mayor en 10 estados.

Pernambuco, Rio Grande do Norte, Paraíba y Alagoas tienen muy alto riesgo de inundaciones e inundaciones urbanas en las mesorregiones de Mata Pernambucana, Metropolitana de Recife y Leste Alagoano debido a la acumulación de lluvias en los últimos días.

Ante la situación, la Defensa Civil mantiene la alerta por derrumbes, debido a las condiciones del suelo, que aún se encuentran encharcados en las zonas afectadas.

Al mismo tiempo, el ejecutivo del Estado de Pernambuco anunció la suspensión de las festividades en torno a San Juan, muy celebradas en todo el nordeste, para liberar fondos para atender a los necesitados. La partida de las denominadas fiestas juninas, el equivalente a 3,2 millones de dólares, se va a destinar a paliar los estragos de las inundaciones.

LIVE