Gobierno de Nicaragua frena el alza de los combustibles por décima tercera semana

Imagen Ilustrativa

De Meyling Judith Bonilla Inestroza

10 de junio de 2022, 8:12 PM

El precio de los combustibles en Nicaragua se mantendrá invariable en las semana, pese a registrase el alza más fuerte desde enero de 2021, calculado entre 1.1 y 1.54 dólares para el diésel y la gasolina, valores que serán asumidos por la política de subsidios orientada por el presidente Daniel Ortega, informó este viernes el Gobierno de Managua.

“(El Gobierno) asume con sus recursos los siguientes incrementos correspondientes a la semana del 12 al 18 de junio 2022: para la siguiente semana el precio de la gasolina súper debería incrementarse en 55.61 c$/galón (1.54 dólares por galón), la gasolina regular 43.46 c$/galón (1.20 dólares), y el diésel 39.60 c$/galón (1.1 dólares)”, correspondiente al 100 por ciento del valor del alza, indicó el Ejecutivo en un comunicado oficial.

Nicaragua ha congelado el incremento internacional de los precios del petróleo en el mercado local por trece semanas consecutivas, destinando recursos del Presupuesto General de la República para subsidiar los combustibles y así evitar el encarecimiento de los alimentos, servicios y bienes en la economía familiar, comercial, industrial y en la producción.

La medida fue oficializada por el presidente Daniel Ortega el pasado 18 de mayo, cuando orientó un reajuste del presupuesto de 2022, considerando que existe una estrategia nacional para contener los efectos de la crisis mundial de precios agudizada por las sanciones de Occidente a Rusia.

Nicaragua además mantendrá congelado el precio del gas licuado de petróleo para el uso domiciliar, comercial e industrial, el que no tendrá ningún ajuste en las presentaciones de 10 libras, 25 libras y 100 libras.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, afirmó el 8 de junio que la política de sanciones de Occidente contra Rusia está provocando un «fuerte» golpe a la economía global con el agravamiento de la crisis por el exceso de precios de los combustibles, fertilizantes y de la energía, y Nicaragua no está ajena a esta gravedad.

Dijo que la estrategia para enfrentar la crisis incluye además, la estabilidad del precio de la energía eléctrica; la transformación de la matriz, cuya producción recae en más de un 70% en la energía renovable y el incentivo a la producción para el incremento de los principales productos agrícolas y de exportación.

El Gobierno de Managua desembolsa entre 4 y 6 millones de dólares por semana, para subsidiar el alza de los combustibles y el gas licuado de petróleo.

LIVE