Costa Rica autorizó que 197 buques artillados de los EEUU ingresen a su territorio en 2022

De Leonel Mendoza

13 de junio de 2022, 11:52 AM

  • * El doble rasero de los ticos que nuevamente “tiran la piedra y esconden la mano”
  • * Costa Rica “suavizó” el tono de su escándalo por la llegada de tropas rusa a Nicaragua

En el contexto de la IX Cumbre de las Américas, el presidente tico, Rodrigo Chaves, expresó en la Voz de América, que le da “una preocupación seria”, de que el presidente Daniel Ortega: “invitó al Ejército ruso a enviar tropas y equipos a Nicaragua. Nosotros no tenemos Ejército desde el año 1949. Imagínese cómo nos sentimos: preocupados, con mucha razón”, justificó.

Sin embargo el mandatario Chaves, no hace referencia que su país tiene desde la década de los años 90, un acuerdo internacional similar al nicaragüense, que les ha permitido el arribo de innumerable cantidad de buques, embarcaciones y hasta portaaviones de Estados Unidos (EEUU).

Chaves, deliberadamente o por ignorancia, tampoco explica que el decreto del ejecutivo de Nicaragua, que será ratificado esta semana por la Asamblea Nacional, no es exclusivo para efectivos, equipos y naves rusas, sino que se trata de un autorización de vieja data; que incluso se realiza dos veces al año, que incluye a Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Estados Unidos, México, Venezuela y Cuba.

Nicaragua: acuerdo con fines humanitarios

Facilita también, la autorización para que efectivos del Ejército de Nicaragua viajen a esos países y participen en ejercicios humanitarios similares.

Otra omisión del presidente de la vecina del sur, que se libró de acusaciones de índole sexual cuando laboraba en el Banco Mundial (desde 2008), es que su Congreso recién aprobó el ingreso de un buque de la Marina de Guerra de los EE.UU, que incluye desembarco de sus militares.

Bajo el expediente 23151, la Asamblea Nacional costarricense, aprobó el permiso de atraque y desembarque de la tripulación del buque de la Marina de EE.UU, «USS Wichita (LCS-13)», el cual llegará al puerto de Puntarenas a finales de junio de este año.

La acción soberana de Costa Rica, no causó tanta reacciones como la tan también soberana decisión de Nicaragua.

Tras la publicación del decreto nicaragüense en La Gaceta, Diario Oficial, los medios ticos y la maquinaria mediática (que ya conocemos), se desbocaron contra él de forma sesgada pues solo revistieron importancia a la presencia rusa y no de los demás países.

Con más precisión y ahínco, la prensa costarricense, con sus titulares, le reclamaron a su presidente (Chaves), por “su silencio” frente a lo que daban a entender de “tan peligrosa presencia rusa”.

Puede interesarle: https://www.crhoy.com/nacionales/gobierno-se-queda-callado-tras-invitacion-de-ortega-a-ejercito-ruso-para-ingresar-a-nicaragua/

Al parecer, la opinión expresada por la presentadora de televisión rusa, Olga Skabeeva, que dijo; que “es hora de que Rusia despliegue algo poderoso más cerca de la ciudad americana”, levantó más que las “preocupaciones” de Chaves, pues varios personeros de los EE.UU hicieron referencia a la autorización nicaragüense, como “provocación y un poco peligroso para nosotros”.

“Invitar las fuerzas rusas, las tropas rusas para ejercicios, aunque sean humanitarias, en el momento que ese país está invadiendo un país vecino e incurriendo en violaciones a los derechos humanos en Ucrania, nos parece una provocación por parte del gobierno y régimen nicaragüense y algo un poco peligroso para nosotros”, refirió el subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental, del Departamento de Estado de EE.UU, Brian Nichols, en una entrevista al medio alemán Deutsche Welle (10 de junio).

Mientras que, otro funcionario estadounidense, dijo a la Voz de América, que su gobierno analiza “de forma contundente” sacar a Nicaragua del Tratado de Libre Comercio (CAFTA). Juan González, el principal asesor del presidente Joe Bien para asuntos de seguridad hemisférica, adujo que sería en respuesta al decreto nicaragüense.

Antecedentes de Costa Rica con EE.UU

La autorización que más reacciones negativas causó en Costa Rica, desde que ese país aprobó el acuerdo que permite el ingreso de tropas, equipos y naves extranjeras, fue la solicitud del gobierno de Laura Chinchilla (julio del 2010), y que el Congreso dio el visto bueno, para que arribaran 46 buques de guerra y 7.000 soldados estadounidenses a las costas costarricenses para realizar operaciones militares, misiones antinarcóticos y «supuestas» acciones humanitarias en la región.

Los medios de comunicación de esa nación, reportaron en ese año, que la mayoría de las naves de guerra eran fragatas con una eslora de 135 metros, con capacidad para transportar helicópteros artillados SH-60 o HH-60B – Blackhawk, además de 200 marines y 15 oficiales en cada uno.

Pero otras naves y portaaviones, como el USS Making Island, tienen la capacidad para transportar a 102 oficiales y casi 1500 marinos, y están artillados y preparados para el combate intensivo. Pueden transportar 42 helicópteros CH-46, 5 aviones de combate duro AV-8B Harrier y 6 helicópteros Blackhawk.

Costa Rica también autorizó la entrada de submarinos de combate, naves tipo catamarán, un buque hospital y vehículos de reconocimiento y combate con la capacidad de movimiento tanto por mar como por tierra, entre otros equipos militares.

“El personal de los Estados Unidos en Costa Rica podrá disfrutar de libertad de movimiento y el derecho de realizar las actividades que considere necesarias en el desempeño de su misión, incluyó la autorización del gobierno tico en ese entonces.

Otros antecedentes

  • 2015: el Congreso de Costa Rica aprobó el atraque de 83 naves de Estados Unidos. «Permiso de atraque, permanencia en puerto y desembarque de las tripulaciones de las embarcaciones del Guardacostas de los Estados Unidos.
  • 2014: se otorgó un permiso similar para 44 embarcaciones.
  • 2013 la autorización para 43 embarcaciones.

Costa Rica para el 2022

En Costa Rica, la autorización tramitada bajo el expediente 22.821, consiste en permitir el atraque, desembarque y permanencia en puerto de embarcaciones de Guardacostas de los Estados Unidos entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2022, de conformidad con el «Acuerdo entre el Gobierno de la República de Costa Rica y el Gobierno de los Estados Unidos de américa para la cooperación para suprimir el tráfico ilícito».

En total son 197 embarcaciones artilladas que podrán ingresar a las aguas nacionales a lo largo del año para participar de los operativos conjuntos antinarcotráfico, que se desarrollan en aguas territoriales desde los años 90. (Tomado de: https://delfino.cr/2021/12/diputados-avalan-entrada-de-buques-antinarco-de-estados-unidos-durante-2022)

Ticos «suavizan preocupación»

Este 12 de junio, la Cancillería de Costa Rica, bajó el tono de la «preocupación», expresada por el presidente Chaves en días anteriores, y en un escueto comunicado dijo que «toma nota» del decreto del Gobierno de Nicaragua sobre la autorización de entrada de tropas extranjeras, el cual se «trata de una autorización periódica que hace y repite Nicaragua».

«Reiteramos la política de paz, buenas relaciones internacionales y de diálogo permanente que impulsa Costa Rica ante sus vecinos y la comunidad internacional, incluyendo los organismos multilaterales en los que Costa Rica basa su defensa de la integridad y soberanía nacional, tanto del territorio como de los mares», dice el comunicado.

LIVE