La captura de uno de los líderes del Cártel del Golfo en México provoca ‘narcobloqueos’ y una oleada de violencia

De Agencias

20 de junio de 2022, 8:48 AM

El narcotraficante Víctor Hugo Cárdenas, alias ‘El Chaparro’, e identificado como uno de los líderes del Cártel del Golfo, fue capturado el fin de semana en Matamoros, una ciudad del estado de Tamaulipas que es fronteriza con EE.UU., reportaron diversos medios locales.

De acuerdo con el diario El Universal, la detención incluyó a otros tres cómplices y provocó que miembros de esa organización criminal se apostaran en 16 puntos de la ciudad para bloquear el paso a todo tipo de vehículos con el fin de entorpecer los operativos de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa.

Además de impedir el tránsito de peatones y automovilistas y amenazarlos con disparos al aire, también obligaron a los conductores a bajarse de tráileres y autobuses para incendiarlos. Mientras las autoridades mantenían silencio, usuarios publicaban en redes sociales videos y fotografías de los ‘narcobloqueos’, de las llantas quemadas y los autos humeantes.

La tensión se vivió durante las primeras horas del domingo, pero para el mediodía los disturbios ya habían terminado sin que la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas ofreciera ninguna información oficial al respecto.

Más tarde, la Secretaría de la Defensa Nacional confirmó el envío de 200 elementos de la Brigada de Fusileros Paracaidistas que realizarán tareas para salvaguardar a la ciudadanía en Matamoros, aunque sin referirse tampoco a los bloqueos.

Con ellos, ya son 600 los militares de las Fuerzas Especiales desplegados en Tamaulipas, uno de los estados más violentos del país, con mayor presencia narco, escenario de frecuentes masacres y territorio del Cártel del Golfo.

Lazos familiares
Cárdenas está identificado como el hijo de José Alfredo Cárdenas, alías ‘El Contador’, quien ha sido detenido en diversas ocasiones con cargos por secuestro, asalto, posesión y tráfico de drogas ilícitas.

En sus primeras tres capturas logró ser liberado por anomalías en los proceso, pero ahora permanece en prisión luego de que las autoridades volvieran a detenerlo en abril por su presunta participación en el ataque que en 2010 sufrió el futbolista Salvador Cabañas.

A su vez, este jefe narco es hijo de Agustín Cárdenas Guillén y sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, los hermanos que comandaron el Cártel del Golfo en los años 80 y que lograron expandirlo y aumentar su influencia tanto en México como en el extranjero.

En la década pasada, el enfrentamiento con Los Zetas, una de las escisiones más sangrientas que tuvo el Cártel, incrementó la violencia en Tamaulipas y otros estados en donde todavía tienen presencia.

La detención del hijo de Cárdenas representa un nuevo golpe a la estructura de lo que queda del Cártel del Golfo, aunque sigue siendo una de las principales organizaciones criminales del país.

Además, la violencia que se vivió en Matamoros se replicó en otras ciudades, ya que diversos operativos y enfrentamientos dejaron un saldo de 20 muertos en las ciudades de Guaymas (Sonora), Culiacán (Sinaloa); Acapulco (Guerrero) y Ciudad Juárez (Chihuahua).

LIVE