Más de mil niños y adolescentes fallecieron por Covid-19 en Brasil

De Agencias

4 de mayo de 2021, 2:00 PM

Compartir

Más de mil niños y adolescentes en Brasil se registran muertos hasta desde marzo de 2020 a causa de la Covid-19, revelaron la Sociedad Brasileña de Pediatría (SBP) y el Ministerio de Salud.

Teniendo en cuenta tal cifra, la televisora CNN Brasil aseguró que un año después del comienzo de la calamidad algunas impresiones iniciales sobre el patógeno se demostraron erróneas y, ‘entre ellas, que la enfermedad solo afectaba a ancianos y a enfermos crónicos, y niños y adolescentes serían inmunes’.

Pero a medida que los más jóvenes se exponían al virus, precisó la emisora, ‘también empezaban a infectarse y a desarrollar formas más graves y mortales’ de la dolencia.

La televisora insistió en que la Covid-19 grave es poco frecuente en infantes y jóvenes, pero la cifra de más de mil pérdidas de vida resulta preocupante y refuerza la necesidad de atención.

Sin embargo, el número sigue considerándose bajo en relación con la población general y en comparación con otras causas de fallecimiento.

El guarismo debería servir de llamada de atención para los padres, pero no es motivo para desesperarse, según expertos escuchados por CNN Brasil.

‘Antes de los cinco años, la mayor causa desencadenante es la malformación o los problemas relacionados con el nacimiento. Después de esa edad, el homicidio, los accidentes, como los de tráfico y domésticos, y el cáncer lideran el ranking’, afirmó el médico Paulo Telles, pediatra y neonatólogo del SBP.

Datos más recientes disponibles dan una dimensión de esta comparación como el caso de que nueve mil 800 homicidios se cometieron contra chicos y adolescentes de hasta 19 años en 2018, según la Fundación Abrinq.

Hubo también tres mil 300 accidentes en general en las que tuvo involucrado ese grupo, según la ONG Niño Seguro.

De acuerdo con la televisora, aunque son raros, pueden producirse casos graves y defunciones en niños por la Covid-19, y la mayoría están relacionados con el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (SIM-P).

La SIM-P puede manifestarse en las cuatro semanas siguientes a la contaminación inicial por el SARS-CoV-2 y se caracteriza por fiebre persistente e inflamación de múltiples órganos, como el corazón, intestinos y, en menor medida, los pulmones. El mal también provoca dolor abdominal, insuficiencia cardíaca y convulsiones.

Un artículo publicado por la revista Nature apunta que tras una revisión exhaustiva de estudios de pacientes contagiados por la Covid-19, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico afectó de forma desproporcionada a niños y adolescentes de etnia africana, afrocaribeña o hispana.


Compartir