Dos estudios internacionales coinciden con proyección de crecimiento económico de Nicaragua

De Leonel Mendoza

2 de octubre de 2021, 6:00 AM

Compartir

Dos análisis por separado pero coincidentes; de la Unidad de Inteligencia de la británica The Economist y Standard&Poors, aprueban la recién calificación soberana a Nicaragua, de que este año la economía crecerá 6% o más.

En el canal TN8, se informó que el país ha sabido manejar asonadas políticas, Covid-19 y huracanes, gracias al empeño de miles de pequeños y medianos productores, emprendedores, pequeños negocios y comercio que han tenido el acompañamiento firme de las autoridades gubernamentales.

Las evidencias de los indicadores positivos se evidencian en las Reservas Internacionales que superan los 4 mil millones de dólares (un récord histórico); aumento de las remesas del exterior; la industria ganadera con fuertes ganancias con aumentos importantes en sus exportaciones y en general todos los rubros anotando más envíos al exterior.

También la actividad de la construcción se disparó desde el primer trimestre del año; se aceleró e incrementó el gasto público con nuevas obras de infraestructura y el Programa Calles para el Pueblo; el sector inmobiliario se incrementó, igual que el otorgamiento de créditos en la banca comercial.

Se agrega que los bancos registran aumentos en sus ganancias; los bancos están invirtiendo el excedente de liquidez en bonos del Estado con rendimientos seguros; las microfinancieras redujeron los riesgos y aumentaron la entrega de crédito recuperando ganancias; el manejo prudente de la política fiscal; monetaria y cambiaria que son los pilares para el crecimiento sostenible.

Estos y otros indicadores son la base para que The Economist haya mejorado su pronóstico de crecimiento de Nicaragua que ahora es del 6% para cerrar el 2021, con una inflación controlada de aproximadamente el 4.3%.

The Economist sostiene que, a este ritmo de dinamismo, impulsado por una serie de acciones del Gobierno en inversiones públicas y gasto social, el país será uno de las pocas naciones en la región de más rápido crecimiento.

Estas calificaciones están demostrando que la economía de Nicaragua es estable con un ambiente macroeconómico nuevamente predecible hacia el crecimiento, como lo logró hasta el 2017. Además, se fortalece el clima de negocios para la inversión extranjera.


Compartir