Familias gritaron a la Purísima Concepción de María

De Leonel Mendoza

8 de diciembre de 2021, 6:00 AM

Compartir

Con el estruendo de la pólvora en punto de las 6:00pm, con devoción y fervor, las familias de diferentes distritos de Managua participaron en la tradicional Gritería en honor a la Purísima Concepción de María.

En el barrio María Auxiliadora, ubicado en el Distrito IV de la capital, las familias  recorrieron las calles para cantarle a la  virgen en los altares que se instalan en cada hogar dando el grito ¿Quién Causa tanta Alegría? ¡La Concepción de María!

“Ya van 9 años de tradición y seguiremos hasta que Dios y la Virgen nos preste vida. Aunque estamos en tiempos de pandemia, miramos que la devoción y fervor se fortalece”, expresó Ileana Vargas.

Chicha, gofio, caña, nacatamales, banano, naranja dulce, son parte de la tradicional  gorra que repartieron las familias en esta fiesta cargada de cultura y colorido.

“Nosotros llevamos más de 10 años de celebrar la Purísima y agradecemos a Dios porque cada día nos hace crecer nuestra fe y devoción a la Virgen, pero sobre todo con el cuido necesario”, dijo Gloria López.

Los fieles devotos se desbordaron en grupos para cantarle a la Virgen; unos con guitarras y otros instrumentos que daban alegría y algarabía a la celebración para luego recibir la tradicional gorra.

Doña Suyen Ramírez,  expresó: “nosotros visitamos barrios aledaños al María Auxiliadora y venimos con los niños, los adultos mayores, siempre cuidándonos, pero sin dejar de perder esta bella tradición cargada de cultura y tradición”.

Otro devoto que salió a cantarle a la Virgen es don Marlon Moreno.

“Miramos un ambiente de alegría, devoción y fe, que no se debe perder nunca porque a pesar de la situación siempre debemos seguir adelante con nuestra celebración única del nica”.

En esta celebración resalta la presencia de los niños, quienes van heredando esta tradición de sus familiares.

El altar de la Purísima de la familia Araica Rivera, con más de 10 años de celebrar a la  Concepción de María, fue uno de los más concurridos en el barrio Altagracia.

La familia Mendoza tiene 72 años de celebrar a la Virgen, una tradición heredada de generación en generación.

“Nosotros recibimos el brindis que nos obsequian vecinos y comerciantes y esa es la grandeza de que tenemos y queremos paz y es la Virgen que nos sostiene y nos mantiene con fe; y le decimos gracias porque seguimos y seguiremos triunfando”, dijo doña Idania Mendoza.

Desde hace 40 años la familia López en Monseñor Lezcano también celebran la tradicional Gritería.

“Es una celebración de generación en generación cantando con devoción a nuestra Madre pidiendo por la finalización de la pandemia, pidiendo porque se mantenga la paz en los hogares nicaragüenses y sigamos en ese clima de amor y reconciliación“, compartió Lorena Sequeira.

Hay que destacar que las familias devotas de la Virgen participaron de esta tradición cumpliendo con las medidas de bioseguridad recomendadas, como es el uso de mascarilla y alcohol gel.


Compartir