Muñecos mutilados y cuerpos colgando en bolsas: la narcocultura se apropia de Halloween en México

De Agencias

2 de noviembre de 2022, 12:37 PM

Cada octubre múltiples casas, negocios y vehículos en México son decorados con sábanas que simulan ser fantasmas, telarañas hechas de algodón o calaveras de plástico para celebrar la noche más terrorífica del año: Halloween. Desde hace algunos años, sin embargo, varios de los adornos han despertado miedo e indignación entre la población al replicar los crímenes cometidos por la delincuencia organizada.

La semana pasada el salón de diversiones infantil Dorado Park, en Boca del Río (Veracruz), fue blanco de duras críticas al colgar como decoraciones lo que simulaban ser cuerpos embolsados, tal como suelen hacer desde puentes los grupos de narcotraficantes.

La regidora de Boca del Río, Belém Palmeros, denunció los hechos en redes sociales, calificándolos de «humillantes y ofensivos» para las miles de víctimas de la violencia. Tras exigir la clausura del lugar y una disculpa pública de los responsables, el salón de eventos finalmente retiró los ‘ornamentos’.

Un caso similar se registró en el estado de Guerrero, donde cuatro taxistas de Acapulco fueron sancionados el martes 25 de octubre por la policía, tras adornar sus vehículos con muñecos mutilados o envueltos en bolsas negras, así como por manchar su carrocería con lo que parecía ser sangre.

Las autoridades exhortaron a los choferes a retirar las decoraciones y lavar sus unidades. Por su parte, la Dirección Técnica de Transporte de Guerrero pidió a los conductores del estado respetar el reglamento del sector para evitar ser sancionados, reportan medios locales.

Guerrero es uno de los 10 estados que más homicidios dolosos registran en México, con 1.035 asesinatos observados durante los primeros nueve meses de 2022.

Este tipo de macabras decoraciones se han vuelto frecuentes en el país durante los últimos años. En 2017, lo que pretendía ser la mano de una persona que se asomaba de una cajuela provocó una persecución policial en el estado de Tlaxcala, donde tras una revisión al vehículo, los oficiales pudieron comprobar que se trataba solo de un adorno.

Además de casas, vehículos y negocios, la penetración de la llamada ‘narco cultura’ en Halloween también se puede apreciar en los disfraces que utilizan los menores para pedir dulces, ya que se ha vuelto popular personalizar a capos de la droga.

En 2019, la imagen de un niño vestido con pantalones vaqueros, camisa negra, botas, un collar resplandeciente en el cuello y una bolsa negra en su mano provocó gran polémica en el país. Al referirse a los hechos, una usuaria de Twitter señaló que es una lástima que disfracen a la criatura de sicario en una edad donde «queda grabado lo que seremos al crecer».

Desde que el gobierno declarara abiertamente la guerra contra el narcotráfico en 2006 y hasta 2021, en México han sido asesinadas 398.357 personas, según reporta el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Con el paso de los años, la población ha normalizado la violencia, generando una apología del crimen. Bajo la narcocultura, a la delincuencia organizada se le teme, pero también se le venera, lo que ha dado lugar a eventos como los registrados en Halloween.

Para contrarrestar la influencia de la narcocultura, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, crítico de la apología del crimen, anunció en enero de 2022 el lanzamiento de una campaña nacional para informar a la población sobre la verdadera cara del crimen organizado.

LIVE