Alertan sobre las señales de depresión para prevenir el suicidio

Con el objetivo de prevenir las depresiones y frenar el suicidio, los servidores públicos del Ministerio del Interior, conocieron este lunes sobre una cartilla de salud mental emitida por el Estado de Nicaragua para identificar y prevenir los signos y señales de esta enfermedad, informó Judith Rugama, psicóloga del Ministerio de la Mujer.

«Esta cartilla es parte de la estrategia de nuestro gobierno, en el marco de la Comisión Nacional Para La Vida Armoniosa, todos estamos llamados a cuidar nuestra salud mental. Queremos compartir cómo identificar cuándo nuestra salud mental se ve afectada, cuáles son esos signos y señales y obviamente como madres, como padres, que estrategia debemos implementar para prevenir las depresiones y por ende el suicidio», explicó Rugama.

En ese sentido, la funcionaria comentó que en cada cabecera departamental hay un Centro de Atención Psicológica, asimismo se brindan capacitaciones a todos los servidores públicos de las instituciones estatales, igual la cartilla se da a conocer en centros de salud y en las comunidades.

Por otra parte, la terapeuta advirtió que todas las personas a lo largo de su vida sufren de estrés y depresiones, por lo que es importante cuidarse y que las familias conozcan las señales de alarma como el aislamiento, la falta de apetito e interés por las cosas cotidianas, tristeza, dificultad para dormir o aumento del sueño, dolor de cabeza, calambres, problemas digestivos y descuido del aspecto físico e higiene personal.

«El mayor índice de problemas de salud mental se presenta en los jóvenes, por esos desajustes y falta de seguimiento que como padres o madres tenemos y por ende debemos conocer esas señales», agregó Rugama.

Recomendó que para prevenir estos problemas, se debe estar alerta y promover el amor, el acercamiento familiar y la comunicación. «Esto va a permitir que en determinados momentos nuestros hijos, hijas y nosotros mismos como seres humanos, podamos prevenir una afectación. Lo malo no es tener una afectación mental, lo malo es no tratarla y prevenirla».