Dictan sentencia de culpabilidad para dueño y conductor del bus que provocó la muerte de 20 personas en Matagalpa

Culpables fueron declarados el conductor y dueño del bus que la mañana del pasado 23 de diciembre se estrelló contra la valla del puente del río Mancera, ubicado en el kilómetro 220 de la carretera Waslala-Rancho Grande en el departamento de Matagalpa, provocando la muerte de 20 personas, entre ellas, ocho niños, así como más de 30 lesionados.

La doctora Maribel del Rosario Parrilla Castillo del Juzgado Distrito Penal de Audiencia de Matagalpa, tras finalizar el juicio oral y público, encontró culpables a Luis Martín Chavarría, dueño del bus del transporte; y a su conductor Douglas Otoniel Orozco Cruz, por los delitos de homicidio doloso, homicidio frustrado; y exposición y abandono de personas.

En su intervención la fiscalía solicitó para Chavarría un total de 27 años de prisión (15 años por homicidio doloso, 10 por homicidio frustrado y 2 por exposición y abandono de personas); mientras que para el chofer pidió 30 años (15 años por homicidio doloso, 10 por homicidio frustrado, 2 años por exposición y abandono de personas; y 3 años más por manejar tomado de licor).

En los próximos días se conocerá la decisión de la juez a cargo, sobre cuántos años pasarán presos los responsables del mortal accidente.

Durante el juicio el Ministerio Público presentó suficientes pruebas que demostraron que un día antes de la tragedia, es decir, el 22 de diciembre e incluso en horas de la madrugada del propio 23 de diciembre, el conductor del bus estuvo consumiendo alcohol junto a su jefe, el propietario del bus; destacando que luego abordaron la unidad de transporte con más de 70 pasajeros y el conductor viajaba a una velocidad mayor de 100 kilómetros por hora; lo que provocó que en la bajada del puente Mancera, perdiera el control y se volcara contra la baranda.