IPSA visita más de 4 mil fincas en la frontera Sur para prevenir el gusano barrenador

Foto de referencia

Tras la presencia del gusano barrenador en Panamá y Costa Rica, el país ha activado los protocolos y sistemas zoosanitarios para prevenir la presencia de la larva transmisora, para lo cual ya se inició la visita a unas cuatro mil fincas sobre el corredor de la frontera sur, informó este lunes el director ejecutivo del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), Ricardo Somarriba.

“Hace 8 meses nosotros dimos una alerta internacional porque Panamá dice que tiene gusano barrenador, que se le pasó de Colombia. Entonces nosotros activamos los sistemas zoosanitarios junto con el OIRSA (Organismo Internacional Regional de Seguridad Agropecuaria). Luego que se dio un caso hace 22 días a dos kilómetros de la frontera de Nicaragua, estamos visitando dos mil 694 fincas sobre el corredor de la frontera, sólo en Río San Juan; también estamos en el sector de Rivas que tenemos otra cantidad, estamos hablando de cuatro mil fincas que tenemos que venir visitando”, precisó el funcionario en una entrevista en Detalles del Momento de Canal 6.

Explicó que tras ponerse en riesgo el país por el traslado de ganado de una finca en la frontera de Costa Rica a Panamá, se realizó una inspección a 133 mil cabezas de ganado, destacando que hasta el momento las pruebas han salido negativas y recordando que desde 1999 Nicaragua fue declarada territorio libre de gusano barrenador.

“En el sector de Río San Juan que es donde se da el caso a dos kilómetros de la frontera, un movimiento de ganado que trasladaron de una finca cerca de la frontera de Panamá hacia el sector, nos pone en riesgo el país; y ahí tenemos que hacer una inspección de 133 mil cabezas de ganado, finca por finca, pero no sólo el ganado, tenemos que ver el cerdo, gallinas, perros, gatos, ovejas, cabros, todo lo que tenga sangre caliente. Hoy los casos los tenemos latentes sobre la línea fronteriza, entonces movilizamos a 122 veterinarios equipados, que son los que andan haciendo los recorridos finca por finca con sus respectivos instrumentos, para sacar la muestra ir creando las capacidades en cada finca con el sistema productivo”, expresó.

Declaró Somarriba que en coordinación con el resto de países de la región se asignó medio millón de dólares para producir más moscas esterilizadas, logrando dispersar en los primeros días de marzo hasta dos millones de moscas, sin embargo, a partir de la próxima semana con apoyo de aviones especializados se tirarán siete millones de moscas en un área de 80 millas náuticas sobre la línea del Lago Cocibolca.

“Ya designaron que estaremos entrando a 80 millas náuticas de Nicaragua para hacer un cordón sobre la línea, tanto de los diferentes humedales, en las zonas de reserva, más toda la población ganadera, con un cordón sobre la línea del Lago de Granada, Eso es a través de avionetas especializadas que trasladan un millón de moscas cada una. Ahorita veníamos tirando un millón, dos millones, hoy ya tenemos previsto tirar siete millones a partir de la próxima semana, para esterilizar”, puntualizó el director del IPSA.

Finalmente el funcionario también indicó que sostuvieron reuniones con un equipo de Estados Unidos, quienes se comprometieron en brindar apoyo económico a los países de la región para enfrentar al gusano barrenador, bajo el planteamiento de que Nicaragua es el muro de contención que para evitar que la mosca llegue a esa nación del Norte.