Nicaragua recibe bandera de anfitrión de la 17 Cumbre Empresarial China-Latinoamérica y el Caribe

Este miércoles 26 de junio, se llevó a cabo la ceremonia de lanzamiento de la 17 Cumbre Empresarial China-Latinoamérica y el Caribe, en la que el Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional (CCPIT), presentó a Nicaragua como anfitriona de la cumbre, misma que se llevará a cabo en Managua en el mes de noviembre de este año, con el lema “Uniendo Fuerzas, Creando Oportunidades: Nuevos Horizontes para China y América Latina y el Caribe.”

La ceremonia incluyó la firma del memorando de entendimiento entre CCPIT y la Embajada de Nicaragua en China, en representación del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC) y el traspaso de la bandera de anfitrión de la cumbre, del Compañero Tang Haijiao, Subdirector General de CCPIT-Beijing al Compañero Michael Campbell, Embajador de Nicaragua en China.

Estuvieron presentes Embajadores y Representantes de todas las Misiones Diplomáticas de Latino-américa y el Caribe, acreditadas ante el pueblo y Gobierno de China, así como empresarios y representantes de Medios de Comunicación, locales e internacionales.

El compañero Ren Hongbin, Presidente del CCPIT, felicitó a Nicaragua por este importante logro, remarcando que nuestro País, por su ubicación geográfica privilegiada y compromiso con la apertura económica, tiene el potencial de convertirse en una plataforma regional para la promoción del comercio, las inversiones y la cooperación entre China y Latinoamérica y el Caribe.

El Compañero Michael Campbell transmitió los saludos fraternos del Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua y de la Compañera Vice Presidenta, Rosario Murillo, señalando que Nicaragua está lista para comprometer su experiencia, capacidades y recursos para la celebración exitosa de la 17 Cumbre Empresarial China-LAC, el evento de negocios más importante de China y nuestra región.

Resaltó además que estamos en un momento importante en las relaciones entre China y Latinoamérica y el Caribe, tenemos la oportunidad histórica de llevar nuestros niveles de cooperación política, económica, social y cultural a nuevas alturas, en beneficio de nuestros Pueblos y de cara a la construcción de la tan ansiada comunidad humana de futuro compartido.