Parlamento Nacional recuerda el 38 aniversario de la sentencia de La Haya contra EEUU

Hace 38 años, la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya emitió la histórica sentencia contra Estados Unidos en la demanda que Nicaragua interpuso un 9 de abril de 1984, donde acusó a esa nación de violar las normas y principios del derecho internacional al apoyar y financiar a la contrarrevolución en su guerra contra el Gobierno Sandinista.

Esta fecha fue recordada este jueves por el Presidente de la Asamblea Nacional, doctor Gustavo Porras, quien destacó que este fue un fallo excepcional en el que se condenó al Gobierno de los Estados Unidos, como un Estado agresor por sus reiteradas violaciones al derecho internacional en su guerra contra nuestro país.

“Este es un fallo sin precedentes en la historia de la Corte Internacional, y ha sido seguido y estudiado porque simboliza la lucha que libra la humanidad contra las amenazas de conflagración mundial de guerras que la humanidad, amante de la paz busca y sobre todo la defensa del ordenamiento jurídico internacional que es la garantía de la paz y  seguridad del mundo”, expresó el titular del Poder Legislativo.

Recordó que debido a esa sentencia a favor de Nicaragua, es que los 27 de junio se conmemora el Día del Respeto al Derecho Internacional.

“Nosotros tenemos vigente la ley número 17 aprobada el 3 de julio de 1986, que fue publicada en la Gaceta (Diario Oficial) del 23 de julio de 1986, que declara el 27 de junio, como el Día del Respeto al Derecho Internacional”, refirió el doctor Porras.

El 27 de junio de 1986, la CIJ falló a favor de Nicaragua, ordenando una indemnización estimada en 17 mil millones de dólares por la destrucción a la infraestructura, como puentes, torres de transmisión de electricidad, represas, centros de salud, escuelas y producción agrícola; y por  sus consecuencias económicas, sin embargo, el 26 de septiembre de 1991, el Gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, decidió retirar todos los reclamos ante el tribunal internacional y perdonar la indemnización al Gobierno de los Estados Unidos.