Acusan al alcalde de Nueva York de haber agredido sexualmente a una mujer

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, fue acusado este lunes ante un tribunal de Manhattan de presuntamente haber agredido sexualmente a una mujer en 1993informó AP.

El caso se presentó por primera vez en noviembre del año pasado bajo la ley estatal de sobrevivientes adultos, que permite extender hasta por un año el tiempo para interponer denuncias civiles sobre ciertos delitos sexuales independientemente de la fecha de acusación. Sin embargo, en aquel momento la afectada no proporcionó detalles acerca de la presunta agresión.

De acuerdo con la nueva demanda, en 1993 la mujer acudió a Adams en busca de orientación tras no conseguir un ascenso en el Departamento de Policía de Tránsito de Nueva York, cuerpo en el que en ese momento se desempeñaba Adams, que además era un miembro de alto rango de la Asociación de Guardianes, una organización que defiende a los oficiales afroamericanos.

En la denuncia se detalla que el actual alcalde neoyorquino se ofreció a llevar a su casa a la mujer. No obstante, condujo hasta un terreno baldío, en donde le pidió a la mujer que le realizara una felación a cambio de su consejo. Esta se negó a acceder a su petición, por lo que Adams procedió a masturbarse enfrente de ella. Posteriormente, Adams llevó a la agredida a una estación del metro de Manhattan.

La demandante, quien actualmente reside en Florida, se unió a la Policía de Tránsito en 1980 como asistente administrativa, dejando de laborar en dicha institución en 1994. La mujer está buscando una indemnización de 5 millones de dólares y también nombra como acusados al Departamento de Policía de Nueva York y a la Asociación de Guardianes.

Acusaciones «ridículas»

En respuesta, la abogada corporativa del alcalde, Sylvia Hinds-Radix, comunicó que Adams «niega rotundamente estas escandalosas acusaciones y los hechos […] descritos», por lo que se espera que haya «una reivindicación total en los tribunales».

Asimismo, subrayó que en 1993 el alcalde «fue uno de los opositores públicos más destacados del racismo dentro de la Policía de Nueva York», por lo que «las acusaciones de la demanda de que tenía alguna influencia sobre los ascensos de empleados civiles son ridículas».

Según los registros públicos citados por la revista Politico, la denunciante, identificada como Lorna Beach-Mathura, ha presentado varias demandas en el pasado, aunque no ha ganado ninguna de ellas. En 2008 demandó a American Airlines argumentando que un empleado de la aerolínea la había hecho caer de una silla de ruedas, lo que le provocó una lesión en la espalda, pero perdió el caso.