Agricultores europeos protestan contra política agraria de la UE

Agricultores de varios países europeos han protagonizado durante el fin de semana jornadas de protestas contra la política agraria de la Unión Europea, en particular la llamada «Política Verde» de Bruselas.

En Polonia, el primer ministro, Donald Tusk, se comprometió a reducir el excedente de cereales en el mercado interno durante conversaciones con los agricultores, aunque los líderes sindicales dijeron que estaban seguirían presionando con nuevas protestas.

El líder del sindicato NSZZ RI Solidarnosc, Tomasz Obszanski, líder dijo después de la reunión con el Gobierno polaco que las protestas continuarían y serían más fuertes.

Los líderes de los agricultores esperaban mantener conversaciones con Tusk el martes, pero dijeron que su solicitud fue rechazada. Tusk, sin embargo, los invitó a conversar el sábado. Las protestas, incluidos bloqueos de los cruces fronterizos ucranianos e interrupciones en puertos y carreteras, han planteado un desafío para el nuevo gobierno.

Al mismo tiempo, los agricultores checos arrojaron estiércol frente a la oficina del Gobierno nacional, bloquearon las calles de Praga con tractores y se burlaron del ministro de Agricultura del país  mientras reanudaban las protestas exigiendo más ayuda y el cese de las importaciones baratas a la Unión Europea.

Los agricultores checos, en su tercera protesta desde mediados de febrero, llegaron a Praga en cientos de tractores, alineando calles y un camino fluvial que conduce a las oficinas gubernamentales, paralizando el tráfico en varios puntos.

Los agricultores marcharon a pie antes del mediodía para protestar frente al edificio del gobierno, donde utilizaron silbatos y sirenas mientras gritaban «vergüenza» entre fardos de heno esparcidos y agitaban carteles que decían «No nos quiten nuestros trabajos».

«El gobierno debería tomarse en serio las demandas de los agricultores. No sólo en la República Checa, sino en toda Europa, el futuro de la agricultura está en juego», afirmó Ivo Kasal, un agricultor de 50 años.

Los agricultores de toda la Unión Europea han estado pidiendo cambios en las restricciones que les impone el plan del Acuerdo Verde del bloque para abordar el cambio climático, y la reimposición de derechos de aduana sobre las importaciones de productos agrícolas de Ucrania que fueron eximidos después del estallido del conflicto en el este de Europa en 2022.

Tomado de teleSUR