Aplazan por tercera vez inicio de juicio contra Juan Orlando Hernández

FILE PHOTO: Honduras former President Juan Orlando Hernandez is escorted by authorities as he walks towards a plane of the U.S. Drug Enforcement Administration (DEA) for his extradition to the United States, to face a trial on drug trafficking and arms possession charges, at the Hernan Acosta Mejia Air Force base in Tegucigalpa, Honduras April 21, 2022. REUTERS/Fredy Rodriguez/File Photo

Casi dos años después de llegar extraditado a Nueva York, el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se sentará a partir del martes 20 de febrero en el banquillo de la justicia estadounidense que lo acusa de narcotráfico, tráfico, y posesión de armas, cargos que podrían suponerle cadena perpetua.

Ana García de Hernández, exprimera dama de la nación, anunció que el juicio por narcotráfico contra su esposo, que estaba previsto para este lunes 12 de febrero, fue pospuesto para el martes 20 de este mismo mes.

“El juicio contra mi esposo Juan Orlando Hernández se acaba de aplazar hasta el 20 de febrero. Juan Orlando es inocente, pronto volverá”, publicó García en su cuenta oficial de X (antes Twitter).

El juicio contra el expresidente ha sido aplazado en tres ocasiones. En primera instancia estaba previsto para el 18 de septiembre de 2023, luego fue pospuesto para el 5 de febrero, antes de esa fecha, el juez Kevin Castel lo reprogramó para el 12 de febrero.

Sin embargo, este sábado (10 de febrero), a tan solo 48 horas para que arrancara el inédito juicio, el mismo fue postergado nuevamente y la fecha definida es para el martes 20 de febrero.

Hernández, de 55 años, quien hasta ahora ha clamado su inocencia, será juzgado en solitario en el tribunal federal sur de Manhattan después de que dos coacusados, el exjefe de la policía hondureña Juan Carlos “Tigre” Bonilla y el expolicía Mauricio Hernández se declararon en los últimos días culpables de narcotráfico.

La fiscalía estadounidense acusa a Hernández, cuyo mandato se extendió de 2014 a 2022, de participar y proteger a una red que envió más de 500 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 2004 y 2022.

A cambio, habría recibido “millones de dólares” de los cárteles de la droga, entre ellos del narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

El dinero de la droga le sirvió para enriquecerse y “financiar su campaña política y cometer fraude electoral” en los comicios presidenciales de 2013 y 2017, asegura la acusación.

De ser hallado culpable de los tres cargos que le imputa la fiscalía, podría ser condenado a cadena perpetua más 30 años, como su hermano Tony Hernández y su colaborador Geovanny Fuentes, quienes participaron en la misma red.