Ataque ucraniano con misiles en una playa de Crimea deja 3 muertos y 124 heridos

Tres civiles murieron, entre ellos dos menores de edad de 2 y 9 años, y otros 124 resultaros heridos por un ataque ucraniano sobre una playa de la ciudad rusa de Sebastopol en Crimea. Fuerzas ucranianas atacaron la ciudad con misiles estadounidenses Atacms que llevaban municiones de racimo, indicó la Defensa rusa.

“Hacia las 12:15 [GMT+3], el régimen de Kiev perpetró un ataque terrorista con misiles operativos tácticos Atacms, suministrados por EEUU y dotados de municiones de racimo, contra la infraestuctura civil de la ciudad de Sebastopol”, denunció el Ministerio de Defensa de Rusia.

Cuatro misiles Atacms, según el comunicado, fueron abatidos por las defensas aéreas mientras que un quinto, en el proceso de interceptación, se desvió en la fase final del vuelo y su ojiva detonó en el aire sobre la ciudad.

“El número de muertos aumentó a tres personas: hemos perdido a dos niños y a un adulto. El criminal régimen de Kiev golpeó Sebastopol con misiles balísticos con munición de racimo a plena luz del día”, indicó el gobernador Mijaíl Razvozháev en la red social Telegram.

Razvozháev enfatizó que la situación en la zona de Uchkúyevka es grave, y que los equipos médicos de emergencia ya fueron enviados al lugar. “Algunas personas ya han sido trasladadas al hospital y se les está prestando toda la ayuda necesaria. Todas las fuerzas están movilizadas”, afirmó el gobernador.

Desde el Ministerio de Salud de Rusia comparten que 124 personas, entre ellos 27 menores de edad, sufrieron heridas. Cinco infantes se encuentran en hospitalizados de gravedad.

Ataque durante una fiesta cristiana ortodoxa

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, tilda de “crimen ritual” el ataque de Ucrania en el día de la fiesta ortodoxa de la Trinidad.

“El Día de la Santísima Trinidad. Lo que hay dentro de la esencia del régimen de Kiev es un odio profundamente arraigado hacia todo lo relacionado con Rusia, con la cultura rusa y, por supuesto, con la ortodoxia y el cristianismo en general”, indicó la vocera.

Agregó que Kiev ataca deliberadamente las reuniones masivas de personas “tanto por odio como para sembrar el pánico”.

“Ellos preparan sus crímenes… los están utilizando para la máxima destrucción de la población civil y de la infraestructura civil”, resumió Zajárova.

Las provincias rusas limítrofes con Ucrania, como Bélgorod, Briansk, Kursk y Vorónezh, así como la península de Crimea, denuncian regularmente impactos de proyectiles, incursiones de drones y otros ataques que obligan a la población a buscar refugio en otros lugares.

Tomado de Sputnik