Autoridades de Texas empiezan a detener migrantes ilegales tras tomar el control de frontera

Las autoridades del estado estadounidense de Texas han empezado a detener migrantes ilegales en el parque Shelby, en Eagle Pass, después de que soldados de la Guardia Nacional de Texas impidieran que agentes de la Patrulla Fronteriza procesen y rescaten a migrantes que intentaban cruzar el río Bravo para entrar al país norteamericano.

Los militares, desplegados por el gobernador republicano Greg Abbott, tomaron el control de un parque público que la Patrulla Fronteriza había estado utilizando para retener a los migrantes. La intervención fue confirmada por el alcalde de Eagle Pass, Rolando Salinas, quien aseguró que funcionarios del Departamento de Seguridad Pública de Texas le informaron que el estado está tomando «control total» del parque de Shelby.

Así, el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, comunicó este miércoles que «la Policía está deteniendo a inmigrantes ilegales por allanamiento criminal en el parque Shelby en Eagle Pass» y compartió videos del arresto.

«El estado de Texas mantendrá una postura proactiva para frenar los cruces fronterizos ilegales entre los puertos de entrada», escribió Olivarez en su cuenta de X. 

Las detenciones se producen en medio de las tensiones entre las autoridades federales y el estado sobre inmigración ilegal. Este mes, el Departamento de Justicia de EE.UU. presentó una demanda contra Texas para impugnar la Ley SB4 aprobada recientemente en ese estado, que otorga a los funcionarios estatales amplios poderes para detener, procesar y deportar a las personas que cruzan ilegalmente la frontera desde México.

Según el Departamento de Justicia, la ley, que fue duramente criticada por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es «inconstitucional». Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, subrayó que su estado es «el único Gobierno de EE.UU. que intenta frenar la inmigración ilegal«.