Bienes incautados al crimen organizado serán incorporados al presupuesto de la República

Votación de bienes incautados

A fin de a garantizar un mayor control sobre la utilización y disposición de los bienes incautados a las organizaciones criminales y el fortalecimiento de las acciones del Gobierno de Nicaragua para combatir los delitos, relacionados con el crimen organizado, la Asamblea Nacional aprobó este martes una reforma a la Ley N°.735, Ley de Persecución del Crimen Organizado y de la Administración de los Bienes Incautados, Decomisados y Abandonados.

Al respecto, el titular de ese poder del Estado, Gustavo Porras, explicó que se cambia el mecanismo de resguardo y uso de los bienes incautados a las organizaciones criminales. Es decir, antes de la reforma, eran depositados en el sistema financiero, en cualquier banco, pero ahora, una vez se dé la recuperación de estos activos se van a depositar a las cuentas de la Tesorería de la Republica en el Banco Central

“El otro elemento es en cuanto a las disposición de esos activos. Queda claro que la reforma del artículo que corresponde a la entrega definitiva que, la disposición de todos los activos y de los procedentes de los bienes subastados van a ser destinados al Ministerio de Hacienda para cubrir necesidades presupuestaria, previa autorización de la Presidencia de la República”, expuso el presidente del parlamento.

Agregó que el uso y asignación de esos activos a cualquier institución pública, tiene que ser registrado en el presupuesto de la República. Porras, reiteró que la reforma viene a garantizar un mayor control sobre la utilización y disposición de los bienes incautados descamisados y abandonados tal y como están establecidos en la ley 735.

Reforma aprobada

Artículo Primero: Reformas.

Se reforman los Artículos 48,56 y 58 de Ley No. 735 “Ley de Prevención, Investigación Y Persecución del Crimen Organizado y de la Administración de los Bienes Incautados, Decomisados y Abandonados” publicada de forma consolidada en La Gaceta, Diario Oficial No. 32 del 20 de febrero de 2024, los que se leerán así:

Artículo 48: Depósito inmediato de bienes pecuniarios Si se tratare de bienes en dinero, títulos valores, certificados de crédito e instrumentos monetarios, o cualquier otro medio o efecto de esa naturaleza que sean incautados, retenidos, secuestrados u ocupados, deberán ser informados a la Unidad y entregados o depositados dentro de las veinticuatro horas, en las cuentas de la Tesorería General de la República en el Banco Central de Nicaragua, que para este propósito determine el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, salvo que respecto a ellos sea imprescindible realizar un acto de investigación, en cuyo caso, se deberá informar a la Unidad en las siguientes tres horas a la incautación, retención, secuestro u ocupación. En este último caso, una vez concluidos los actos de investigación, el resultado se informará a la Unidad y serán entregados depositados dentro de las veinticuatro horas, en las cuentas de la Tesorería General de la República en el Banco Central de Nicaragua.”

Artículo 56: Distribución provisional de bienes muebles Inmediatamente después de su ocupación, una vez agotadas las diligencias de investigación correspondiente, la Unidad ordenará el depósito administrativo de la siguiente forma:

a) Los medios aéreos y navales, medios de comunicación militar, los sistemas de localización o posicionamiento global (GPS) y las armas de fuego de uso restringido, serán entregados al Ejército de Nicaragua;

b) Las armas de fuego de Uso civil y medios de  comunicación de uso civil, serán entregados

Policía Nacional;

c) Los automotores terrestres de menos de tres mil centímetros cúbicos, serán entregados a las Instituciones del Estado, previa autorización de la Presidencia de la República.

Las armas de fuego de uso restringido serán ocupadas aun cuando recaigan resolución firme de desestimación o falta de mérito, sobreseimiento o sentencia de no culpabilidad.

En caso de vehículos de transporte de carga o transporte público, de uso agrícola, industrial o de construcción, yates de lujo, así como los vehículos automotores cuyo cilindraje exceda los tres mil centímetros cúbicos, deberán ser subastados y el producto de la venta pública será distribuido en la forma establecida en la presente Ley”.

Artículo 58 Entrega definitiva

Cuando se dicte sentencia firme de culpabilidad, los bienes serán asignados a las instituciones que se les entregó provisionalmente o serán distribuidos por la Unidad, bastando la certificación de la sentencia firme emitida por la autoridad judicial correspondiente para efectuar la transmisión o inscripción de dichos bienes, en el registro correspondiente.

En el caso de los bienes en dinero, títulos valores, certificados de crédito e instrumentos monetarios, o cualquier otro medio o efecto de esa naturaleza, y el dinero procedente de la venta de bienes en subasta, serán destinados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, para cubrir necesidades presupuestarias, previa autorización de la Presidencia de la República.”

Artículo segundo: Reglamentación.

El Presidente de la República deberá adaptar el Reglamento de la Ley No. 735, Ley de Prevención, Investigación y Persecución del Crimen Organizado y de la Administración de los Bienes Incautados, Decomisados y Abandonados, conforme las disposiciones de esta Ley.