Bolivia incauta 7,2 toneladas de cocaína en su segunda mayor operación antidrogas

El Gobierno de Bolivia informó que la Policía llevó a cabo, en la frontera con Chile, la segunda incautación de droga más grande de la historia con más de 7,2 toneladas de cocaína.

Según explicó el Ministerio del Interior, en el marco de una investigación contra el narcotráfico, se descubrió que una empresa, denominada Todometales, realizaba exportaciones de chatarra, en las que iba adherida la droga, con destino a Europa. 

Asimismo, destacó que, el pasado jueves, las fuerzas del orden efectuaron la inspección de tres camiones contenedores que se encontraban en el recinto aduanero de Pisiga, en la región andina de Oruro, y poblado fronterizo con Chile.

Tres detenciones y una huida

«Al revisar la mercadería, que se encontraba al interior de los motorizados, se determinó que la carga de dos contenedores estaba contaminada con sustancias controladas», añadió. 

El ministro del Interior, Eduardo del Castillo, aseguró que si se contabiliza el precio de «estas sustancias controladas en el país de destino» se puede hablar de «una afectación al narcotráfico de más de 451 millones de dólares, ya que el kilogramo de cocaína en Bélgica está aproximadamente a 62.000 dólares».

Tres personas fueron detenidas en el operativo. Sin embargo, el ministro informó que el vendedor de la droga huyó del país, por lo que consideró que hubo una filtración de información por parte de la Fiscalía a los medios de comunicación. Un extremo que negó el fiscal del departamento de Oruro, Aldo Morales.

El pasado mes de enero, la Policía realizó la incautación de 8,7 toneladas de cocaína, una cifra récord en la historia del país. El presidente del país, Luis Arce comunicó entonces que el cargamento ilícito tenía como destino Países Bajos. Según el mandatario boliviano, «la afectación a este ilícito» en el país de destino supera los 526 millones de dólares.

Tomado de RT