Cuáles son las condiciones de México para recomponer las relaciones con Ecuador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este viernes que no bastará con respetar el asilo otorgado por su país al exvicepresidente Jorge Glas para recomponer las relaciones con Ecuador, rotas después de que la fuerza pública del país andino irrumpiera en la Embajada mexicana en Quito, donde justamente detuvo al exfuncionario.

«No es (que) nos envían, como lo estábamos solicitando, en calidad de asilado al (ex)vicepresidente y ya lo otro ya se olvidó, no. Lo que queremos es que no haya repetición«, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina de este viernes, donde dejó entrever que, además de que se respete el beneficio a favor de Glas, busca que Ecuador ofrezca disculpas públicas.

López Obrador volvió a abordar lo sucedido, al ser consultado al respecto por una de las periodistas presentes y sobre qué tendría que pasar para que haya el restablecimiento de los nexos diplomáticos.

Tras calificar de «lamentable» y «vergonzoso» este tema, porque afecta las relaciones entre pueblos hermanos y es un mal precedente en el derecho internacional, el presidente dijo que lo que sigue es esperar a que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), ante la cual México presentó una demanda contra Ecuador, resuelva sobre esa denuncia.

Un primer punto para reparar el daño, recordó el mandatario, está en la petición que hizo México a la Corte de que se suspenda a Ecuador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mientras las autoridades de ese país no se pronuncien y reconozcan que violaron el derecho internacional y la soberanía mexicana.

«La reparación del daño es, primero, que si lo considera, lo juzga pertinente el Tribunal de Justicia, el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, se le suspenda sus derechos como Estado miembro de Naciones Unidas a Ecuador, en tanto no se pronuncie y ofrezca una disculpa y el compromiso de no repetición«, mencionó.

Indicó que con ello buscan que se convierta «en doctrina la decisión de Naciones Unidas de expulsar a cualquier Estado miembro que viole el derecho internacional y que viole la soberanía de los países y de sus embajadas».

Aunque dio la razón al secretario general de la ONU, António Guterres, sobre que la eventual expulsión de Ecuador del organismo corresponde decidirlo a todos los Estados miembros.

Por tanto, consideró que, si así lo decide la CIJ, en caso de suceder algo similar en cualquier parte del mundo, el tema sea llevado a la Asamblea General de la ONU, se ponga a consideración de todos los países y se vote sobre la expulsión, sin que el Consejo de Seguridad pueda ejercer su derecho de veto.

El asilo

El otro punto es el relativo al asilo que México le otorgó a Glas el pasado viernes, horas antes del asalto a la embajada. Al respecto, López Obrador comentó que «eso lo tiene que resolver también el Tribunal Internacional».

«Desde luego, que tiene derecho al asilo, el (ex)vicepresidente y hay que hacer valer el derecho de asilo», insistió.