“Debería estar en prisión”: Fauci rinde cuentas en el Capitolio sobre la gestión del covid-19

Anthony Fauci, el exdirector del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) de EE.UU., testificó este lunes ante el Subcomité Selecto sobre la Pandemia de Coronavirus de la Cámara de Representantes que está llevando a cabo investigaciones sobre los orígenes del covid-19.

La audiencia supuso la primera aparición pública de Fauci en el Capitolio desde que dejó el Gobierno en 2022, donde también ejerció como asesor médico jefe del presidente Joe Biden.

Las normas “simplemente aparecieron”

En vísperas de la comparecencia de Fauci, dicho comité publicó la transcripción de una entrevista con él a puerta cerrada celebrada en enero y que “ha servido como un componente fundamental de las investigaciones”. En ese testimonio, el científico afirmó que algunas normas impuestas durante la pandemia del covid-19 fueron, de hecho, ‘inventadas’ porque “simplemente aparecieron” sin basarse en estudios.

Es el caso, por ejemplo, del distanciamiento social de 6 pies (1,82 metros) que debían mantener los estadounidenses, especialmente los estudiantes, para supuestamente evitar el contagio. A la pregunta sobre cómo surgió dicha norma y si hubo discusiones al respecto, Fauci dijo que no lo recuerda.

Durante su testimonio del lunes, Fauci aclaró que la indicación del distanciamiento social dada durante los inicios de la pandemia del covid-19 no procedía de él, sino de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Amenazas de muerte

Fauci también abordó la conferencia telefónica que mantuvo con varios virólogos internacionales, durante la cual discutieron el origen del virus que dio lugar a la pandemia. El científico afirmó que no intentó orientar el debate en ninguna dirección.

Entonces, los científicos descubrieron que el escenario más probable, según Fauci, era un virus que se transfiriera de un animal a un ser humano. “La acusación que circula de que influí en los científicos para que cambiaran de opinión sobornándoles con millones de dólares en subvenciones es absolutamente falsa y, sencillamente, absurda“, declaró Fauci.

Durante su tiempo en el cargo, Fauci habría recibido amenazas de muerte contra él y su familia. “Todo tipo de acosos por correo electrónico, mensajes de texto, cartas contra mí, mi mujer y mis tres hijas”, denunció el médico.

Al mismo tiempo, negó haber participado o tenido conocimiento de las acciones de su exasesor David Morens, que utilizó su cuenta privada de correo electrónico para hablar con el presidente de la organización EcoHealth Alliance, Peter Daszak, y posteriormente borró la correspondencia.

Vacunas

Además, Fauci defendió las vacunas contra el coronavirus. Afirmó que “las personas que se negaron a vacunarse por diversas razones son probablemente responsables de entre 200.000 y 300.000 muertes adicionales en el país”.

También instó al público estadounidense a que no escuchen podcasts ni vean material de “teóricos de la conspiración”.

“Fauci debe ser encarcelado”

Durante la audiencia, la congresista republicana Marjorie Taylor Greene pidió el encarcelamiento del especialista, recordando que los científicos de los Institutos Nacionales de Salud ganaron más de 700 millones de dólares en regalías durante la pandemia.

“¿Es correcto que científicos y médicos que cobran del pueblo estadounidense, de los contribuyentes del Gobierno, obtengan patentes por las que cobran millones y cientos de millones de dólares en concepto de regalías?”, preguntó.

“Ese hombre no merece tener una licencia. De hecho, debería ser revocada y debería estar en prisión”, expresó. “No es un doctor, es el señor Fauci [para mí]”, agregó Taylor Greene.

En la sala también había una mujer que llevaba una camiseta con la frase “Fauci debe ser encarcelado”.