Delcy Rodríguez califica bloqueo de EE. UU. a Venezuela como genocidio económico

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, calificó el bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos contra el pueblo venezolano, como un genocidio económico. y enfatizó que el sector laboral es el más afectado por esa política criminal.

Rodríguez participó este martes en el programa de teleSUR, Conexión Global, en el cual desarrolló puntos económicos y de la Guayana Eseqjuiba que presentó la víspera el presidente Nicolás Maduro en su mensaje anual a la nación en la sede de la Asamblea Nacional (AN).

«En medio de un bloqueo que sigue vigente, Venezuela no dejó a nadie atrás… Hoy estamos de pie, reconstruyendo nuestro modelo inclusivo, nuestro modelo de protección y social», indicó Rodríguez sobre los programas sociales y económicos a favor del pueblo.

«Y lo estamos haciendo con esfuerzo propio. El año 2024 se proyecta como un año de grandes avances para el bienestar de las y los venezolanos…», sostuvo en la entrevista.

Calificó como extraordinario el mensaje anual a la nación del presidente Maduro, asimismo destacó que el 2023 fue un año de avance en el desarrollo económico y en la estabilidad política y social de Venezuela. Destacó la importancia de la unión nacional para consolidar los avances en materia político-social y económica.

Explicó que el año pasado el presidente Nicolás Maduro presentó ante los trabajadores la fórmula del ingreso mínimo integral indexado, concebido a partir del principio de que el ingreso que perciban no pierda valor.

Recordó que durante 2023 se creó un ingreso equivalente a 70 dólares para trabajadores activos y se mantuvo todo el año mientras se aplicaron políticas para controlar la inflación y garantizar estabilidad cambiaria, con lo cual se protegió más al ciudadano. 

Afirmó que el Gobierno nacional hace seguimiento constante de este indicador para evitar que pierda valor. Valoró que dicha fórmula funcionó y a partir de ello el presidente Maduro anunció que a partir del 1 de febrero pasaremos a un ingreso equivalente a 100 dólares para que los trabajadores activos de la administración pública adquieran bienes y servicios.

Puntualizó que a partir de esa fecha los jubilados recibirán 70 dólares. En cuanto a pensionados -los cuales superan los 5.500.000-, llegarán a 25 dólares y superarán los 30 dólares mediante la aplicación de otras fórmulas, como la entrega de bonos Patria de protección social. Esto será financiado absolutamente por los ingresos del Estado venezolano.

«El año pasado, fue el año de mayor estabilidad en el incremento del dólar», aseguró Rodríguez. Recordó que al momento de crearse el mercado cambiario en 2019, ese índice registró 7.188 por ciento mientras que el pasado año se comportó al 205 por ciento. Dejó claro que dicha estabilidad también se traduce en estabilidad de precios.

Valoró la importancia de contar con un Estado fuerte y presente, sensible a los problemas vitales de la República e interesado en solucionarlos.  Venezuela no ha renunciado al Estado y aplica políticas para sumar y generar crecimiento y desarrollo con igualdad, en lugar de dejar a los ciudadanos, y en particular a sectores vulnerables, a merced de la especulación financiera.

Afirmó que el 2023 fue difícil, pero de avances en todos los ámbitos. Detalló que se proyecta un aumento del producto interno bruto ( PIB) al cierre de ese año del 5 por ciento, mientras todos los sectores trabajan para intentar superar el 8 por ciento durante 2024.

Consideró que la mayor dificultad a que hace frente el país es reconstruir su modelo del socialismo bolivariano desde las cenizas, frente a la destrucción generada por las sanciones. Nuestro modelo es totalmente opuesto al monroísmo y apuesta por la inclusión y la protección a los más pobres, acotó.

Precisó que antes del bloqueo a Venezuela fueron reconocidas por la ONU las políticas de alimentación y el índice de desarrollo humano, entre otras cuestiones, del modelo del socialismo bolivariano. Aseguró que el modelo demostró que funciona, por eso EE.UU. y países occidentales lo atacaron con las sanciones.

Apuntó que una de las 7 transformaciones orientadas por el presidente, Nicolás Maduro, es no depender de la renta petrolera y echar a andar capacidades ociosas en otros sectores productivos. El país continuará desarrollando su industria petrolera y aplicará políticas de financiamiento para activar todos sus motores de desarrollo.

Reconoció que la dependencia tecnológica fue un factor que afectó los servicios públicos del país, por lo que resaltó la necesidad de independencia en esta materia en el marco de las 7T.

«Es importante que el pueblo sepa que quien está en Miraflores, es un trabajador», manifestó Delcy. Hizo hincapié que ha trabajado durante toda su vida, proviene de la clase trabajadora y promueve fórmulas para protegerla, para consolidar el modelo humanista y la participación popular, valoró.

Reiteró lo que ha significado la unión nacional, todos los sectores del pueblo venezolano abocados armoniosamente al desarrollo, con el sector público y privado colocando a un lado divergencias y uniendo esfuerzos en función de la Patria, para ir a la Venezuela potencia. 

Venezuela se ha reinventado y buscado sus fórmulas para vencer las sanciones, y en unión nacional exige que sean derogadas y sean juzgados aquellos que pidieron medidas restrictivas unilaterales y sufrimiento para su pueblo, enfatizó. 

Tomado de teleSUR