Descubren en Egipto la parte que faltaba de una estatua gigante de Ramsés II

Una misión arqueológica conjunta egipcio-estadounidense descubrió la parte superior de una gran estatua del faraón Ramsés II durante unas excavaciones en la provincia egipcia de Minya, informa Heritage Daily.

La parte inferior de la estatua la descubrió el arqueólogo alemán G. Roeder en 1930, según Mustafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.

Ramsés II, comúnmente conocido como Ramsés el Grande, fue el tercer faraón de la XIX dinastía durante el Imperio Nuevo. A menudo se considera que su reinado (1279-1213 a. C.) fue el más célebre de la historia del antiguo Egipto y estuvo marcado por campañas militares e importantes proyectos de construcción.

La estatua, de 3,8 metros de altura (7 en total, considerando la parte encontrada en 1930), representa a Ramsés II con una doble corona y una cobra de la realeza. En la parte superior trasera de la estatua hay una serie de inscripciones jeroglíficas que describen los ilustres títulos del faraón.

El reciente hallazgo se produjo durante unas excavaciones en la antigua ciudad de Hermópolis, ubicada cerca de la frontera entre el Bajo y el Alto Egipto. Conocida como Khemenu durante el Reino Antiguo, la ciudad se convirtió en la capital de una provincia y solo la superaba Tebas.

Los antiguos griegos llamaron a la ciudad Hermópolis, que significa ‘ciudad de Hermes‘, porque los griegos asociaban el culto a Thoth, adorado en Hermópolis, con Hermes. Los romanos desarrollaron aun más la ciudad hasta convertirla en un importante centro religioso.