Día Mundial de la Felicidad: expertos ofrecen consejos para construir este estado emocional

El 20 de marzo se celebra el Día internacional de la felicidad. Ser feliz es uno de los objetivos más importantes de las personas, no sentirse así en algunas etapas de la vida es válido y puede servir de experiencia en la búsqueda del bienestar.

La felicidad no es simplemente un estado emocional pasajero, sino un objetivo que puede ser perseguido y alcanzado a través de prácticas y hábitos saludables.

En el marco del Día internacional de la felicidad, fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expertos de los programas de Medicina y Psicología de la Universidad del Rosario comparten algunas pautas y recomendaciones.

«Ser feliz es uno de los objetivos más importantes de la vida», aseguró Leonardo Palacios, profesor de neurología de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, conferencista y catedrático sobre felicidad

Palacios considera que “todos los días son buenos para ser felices” y comparte algunas recomendaciones en la búsqueda de este propósito:

  • Llevar una vida y alimentación saludable.
  • Saber descansar, hay tiempo para cada actividad.
  • Mantener relaciones sociales reales, nada reemplaza el contacto humano, una sonrisa o un abrazo.
  • Donar, no solamente dinero, donar tiempo acompañando o escuchando a quien lo necesite.
  • Dormir bien, no estar hiperconectado.
  • Invertir más en experiencias que en cosas: viajar, bailar, pasar tiempo en familia. 
  • Dedicar tiempo a las actividades favoritas.
  • Aprender a perdonar. Los momentos difíciles que afectan a las personas se van registrando, reviviendo y pueden convertirse en un verdadero tóxico. Perdonar libera y permite seguir adelante.
  • Ejercer la gratitud, agradecer cada día y cada momento de estar vivos, de compartir y estar con otros.
Llevar una vida y alimentación saludable son hábitos cruciales para ser feliz. Foto: Freepik.
Llevar una vida y alimentación saludable son hábitos cruciales para ser feliz. Foto: Freepik.

Expertos en psicología y bienestar del Centro de Educación Emocional URemotion y de la Maestría en Inteligencia Emocional y Bienestar de la Universidad del Rosario, indican que la promoción de la salud mental y el bienestar emocional es esencial para crear entornos más felices y resilientes.

Además, coinciden en que la inteligencia emocional puede ser aprendida y desarrollada a lo largo de la vida

La felicidad y las enfermedades crónicas

La prevalencia de enfermedades crónicas como cáncer, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, entre otras, es cada vez mayor en el mundo y los pacientes que las desarrollan pueden ver afectado su bienestar.

«Se trata de condiciones de salud que requieren adaptarse a nuevos estilos de vida, adquirir diferentes hábitos, experimentar sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos asociados con la certeza de saber que algo cambió en el organismo», señaló Ximena Palacios, profesora del Programa de Psicología de la Universidad del Rosario

El resultado de estos retos es aprender a convivir con la enfermedad crónica, integrándola a la vida personal, familiar y social, así como promover el bienestar, destacó la profesional.

Palacios compartió algunos factores que contribuyen a experimentar un mayor bienestar psicológico cuando se convive con una enfermedad crónica:

  • Cultivar la esperanza en un futuro positivo, realista y significativo, aceptando que la enfermedad hará parte del mismo.
  • Tener relaciones interpersonales positivas y constructivas.
  • Construir una relación positiva y propositiva con los miembros del equipo de salud tratante.
  • Reconocer y expresar emociones, tanto positivas como negativas, de manera asertiva.
  • Sentir gratitud por diversas razones.
  • Comprometerse con la salud, aceptando el cuidado que otros pueden brindar y practicando el autocuidado.