Diputado nicaragüense aboga por paz y dignidad en Palestina

El diputado nicaragüense Carlos Emilio López, abogó por la necesidad de alcanzar la paz y dignidad del pueblo palestino que hoy sufre las constantes agresiones de las fuerzas militares israelíes.

A través de un video difundido en redes sociales, el también miembro del grupo de amistad Nicaragua-Palestina de la Asamblea Nacional (Parlamento), llamó al cese del genocidio y del exterminio étnico que el Gobierno sionista de Israel comete en la Franja de Gaza.

En ese sentido, pidió que el enclave costero deje de ser una cárcel en la que ese pueblo está encerrado y es víctima de crímenes de lesa humanidad.

“Ese crimen colectivo debe de parar de inmediato, esos asesinatos de niños, mujeres, adultos mayores, poblaciones civiles, comunidades, pueblos enteros que en estos momentos son atacados por todos los puntos cardinales”, subrayó.

López señaló que esta nación centroamericana se une a millones de voces de América Latina y el Caribe, Europa, África y Asia que demandan la creación de un Estado de Palestina y que cesen las agresiones por parte de Israel.

“Nicaragua respalda que Palestina sea reconocida en el concierto de las naciones como un Estado libre, soberano, independiente y con autodeterminación”, manifestó.

Recordó que desde 1948 una resolución de naciones unidas establece que se debe de crear el Estado de Palestina, sin embargo, más de 70 años después, ese documento de la ONU sigue sin cumplirse.

El parlamentario nicaragüense mencionó al líder palestino Yasser Arafat, y afirmó que vive en el corazón del pueblo del país árabe.

“Y Nicaragua tiene un líder que dirige esta Revolución que es Daniel Ortega; tenemos muchas similitudes por eso estamos unidos en un solo pueblo”, enfatizó.

Pese a los distintos llamados de la comunidad internacional, movimientos sociales y de solidaridad para que Israel ponga fin a los bombardeos contra el pueblo palestino, los ataques continúan.

Este lunes, más de 100 palestinos murieron durante los bombardeos contra la ciudad de Rafah, ubicada en el sur de la Franja de Gaza, durante una operación israelí para liberar a dos prisioneros.

Según datos oficiales, más de 28 mil 170 palestinos murieron y casi 68 mil resultaron heridos en el enclave costero desde el inicio del nuevo ciclo de violencia, el 7 de octubre último.