EE.UU veta al expresidente guatemalteco Giammattei por «corrupción significativa»

El Departamento de Estado de EE.UU designó al expresidente guatemalteco Alejandro Giammattei como «generalmente no elegible» para ingresar al país norteamericano «debido a su participación en corrupción significativa», según se lee en un comunicado difundido este miércoles por el organismo.

En el texto, Washington apunta que «tiene información creíble que indica que Giammattei aceptó sobornos a cambio del desempeño de sus funciones públicas durante su mandato como presidente de Guatemala, acciones que socavaron el Estado de derecho y la transparencia del Gobierno».

Del mismo modo, recuerda que desde 2021 el Departamento de Estado ha «tomado medidas para imponer restricciones de visa o sanciones a casi 400 personas, incluidos funcionarios públicos, representantes del sector privado y sus familiares, por participar en actividades corruptas o socavar la democracia o el Estado de derecho en Guatemala«.

Escalada anunciada

En diciembre pasado, el gobierno estadounidense anunció la suspensión de visados a más de 300 ciudadanos del país centroamericano, incluyendo más de 100 diputados, a los que acusó de «socavar la democracia y el Estado de derecho».

Entonces, desde la Casa Blanca también tacharon de «antidemocráticas» las acciones emprendidas por el Ministerio Público y otros agentes para evitar la asunción de Bernardo Arévalo de León, quien resultó electo presidente en los comicios generales de agosto de 2023.

Frente a esto, Giammattei rechazó la «injerencia de EE.UU» en los asuntos internos de su país y atribuyó la resolución del Departamento de Estado a una «manipulación mediática y política» por parte de algunos funcionarios del país norteamericano, «en detrimento de una buena relación bilateral».

Asimismo, el entonces mandatario sostuvo que, a contrapelo de lo que se aseveraba reiteradamente, no había «acción alguna» capaz de «impedir que las autoridades electas tomen posesión de sus cargos».

Durante los próximos cuatro años, Giammattei gozará de la inmunidad que le otorga su condición de diputado en el Parlamento Centroamericano y podrá eludir eventuales procesos judiciales por corrupción.