EEUU extiende licencia temporal que permite a Venezuela exportar gas licuado de petróleo

La Oficina de Control de Activos Extranjeros de los EEUU (OFAC) extendió una licencia que le permite a la estatal petrolera venezolana PDVSA ejecutar “todas las transacciones relacionadas con la exportación o reexportación, directa o indirecta de gas licuado de petróleo a Venezuela” hasta el 8 de julio de 2025.

En el documento se precisa que están habilitados para los intercambios tanto el Gobierno de Venezuela, como PDVSA o cualquier entidad en la que esta compañía “posea una participación del 50 % o más”, con independencia de si han sido sancionadas a través de las órdenes ejecutivas 13.850 (noviembre de 2018), 13.857 (enero de 2019) y 13.884 (agosto de 2019).

Empero, la licencia no permite “cualquier pago en especie de petróleo o productos petrolíferos”, cualquier otra “transacción prohibida” por el régimen sancionatorio estadounidense, entre las que se incluyen personas bloqueadas que no sean PDVSA, cualquier entidad en la que la compañía petrolera venezolana tenga participación del 50 % o más “o cualquier persona del Gobierno de Venezuela que esté bloqueada” exclusivamente en la orden ejecutiva de agosto de 2019.

¿Deshielo?

El anuncio se produce a pocas jornadas de que Caracas y Washington retomaran conversaciones directas a instancias de la parte estadounidense y a menos de un mes de las elecciones en las que el presidente Nicolás Maduro aspira a un tercer mandato.

Aunque no trascendieron los temas específicos abordados en el diálogo, el pasado miércoles, el delegado de las autoridades venezolanas, Héctor Rodríguez, informó en X que tras el encuentro se ratificó “la voluntad de ambos gobiernos de trabajar de forma conjunta para ganar confianza y mejorar las relaciones“, y se acordó “mantener las comunicaciones de manera respetuosa y constructiva”.

A principios de este abril, la Casa Blanca reimpuso las restricciones sobre el petróleo y la minería que había levantado parcialmente desde octubre de 2023, alegando que la administración de Maduro no había honrado lo pactado en los Acuerdos de Barbados, suscritos por las mismas fechas con el ala extremista de la oposición, versión que es