El Gobierno de Milei flexibiliza el uso de armas de fuego para agentes

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, anunció este miércoles la implementación de un nuevo reglamento para el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales. 

La medida, que será publicada en el Boletín Oficial, fue adoptada en el marco de la ola de homicidios y amenazas del narco en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe. 

Según explicó Bullrich en una rueda de prensa, el nuevo reglamento les otorgará a los agentes «pautas claras» para la utilización de armas en caso de «peligro de muerte inminente«, ya que, de acuerdo a la funcionaria, las fuerzas de seguridad se encontraban «muy desorientadas» respecto al uso de su armamento.

En concreto, la ministra busca que los uniformados no titubeen a la hora de disparar contra un sospechoso, aún cuando esto pudiera implicar una denuncia judicial por excesos. Por ello Bullrich citó en su presentación el caso del policía Luis Chocobar, quien en 2017 mató por la espalda a un joven que huía después de cometer un robo en el barrio de La Boca, Ciudad de Buenos Aires. 

La ministra ocupaba el mismo cargo pero bajo la gestión de Mauricio Macri, y fue una ferviente defensora del policía acusado y finalmente condenado, en 2021, por «homicidio con exceso en el cumplimiento de un deber». 

«Que no tengan miedo de actuar»

«No queremos más casos Chocobar, en los que se está discutiendo si hizo las cosas bien o mal», dijo y consideró que el nuevo reglamento deja en claro «cómo es el accionar de las fuerzas». 

«Queremos que las fuerzas defiendan a la comunidad y no que tengan miedo de actuar», manifestó.

Según adelantó Bullrich, el nuevo protocolo indica que los funcionarios del orden podrán usar las armas «para detener un delincuente cuando oponga resistencia a la autoridad o para impedir que se fugue».