El mayor operador petrolero del mundo vuelve a Venezuela tras el alivio de las sanciones de EEUU

Vitol Group, el mayor comerciante independiente de petróleo del mundo, ha contratado «un superpetrolero» para cargar petróleo procedente de Venezuela, reportan medios. El regreso de las principales empresas petroleras internacionales al país suramericano se produce después de que en octubre pasado se suavizaran las sanciones impuestas a Caracas.

Vitol ha contratado al petrolero Gustavia S, con capacidad para transportar 2 millones de barriles de petróleo, que ahora está en ruta hacia el Golfo de México, informa Bloomberg. El buque, alquilado por 11 millones de dólares, tiene previsto cargar crudo venezolano a finales de noviembre o principios de diciembre.

El 18 de octubre, Estados Unidos levantó la mayoría de las sanciones a la industria petrolera venezolana después de que el Gobierno de Nicolás Maduro llegara a un acuerdo con la oposición que podría permitir la celebración de elecciones en 2024.

Washington emitió una licencia general de seis meses que autoriza temporalmente las transacciones relacionadas con el sector del petróleo y el gas en Venezuela. La licencia, válida hasta el 18 de abril de 2024, autoriza la producción, extracción, venta y exportación de petróleo o gas del país latinoamericano, así como el pago de facturas por bienes o servicios relacionados con operaciones del sector petrolero o gasífero en el Estado bolivariano.

Algunas de las mayores compañías independientes de comercio de petróleo ya ofrecen productos venezolanos, incluso a compradores estadounidenses. Los gigantes de las materias primas también han llegado a acuerdos para comprar crudo a intermediarios aprobados por la petrolera estatal venezolana PDVSAdestaca el portal Oilprice.com.

Por ejemplo, Gunvor Group fue la primera en ofrecer a las refinerías estadounidenses «un superpetrolero» de crudo venezolano, detalla Bloomberg. A su vez, Reuters, citando documentos de la compañía y a personas familiarizadas con asunto, agrega otro gigante del comercio de materias primas, Trafigura, «accedió a cargamentos venezolanos en las últimas semanas tras comprar crudo a intermediarios aprobados por PDVSA».

En conversación con Sputnik, el diputado de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Antonio Tony Boza, comentó que «el alivio temporario de las sanciones brindan la posibilidad de que Venezuela recupere su capacidad de ingresos importantes de divisas».

«Hay un vínculo que algunos lo llaman el rentismo petrolero, en el que la industria petrolera es un motor que dinamiza el resto de la economía. Eso, por supuesto, se va a sentir. El otro elemento tiene que ver con la recuperación de las capacidades», resumió.

Tomado de Sputnik