El patio de un hospital de Gaza, convertido en un cementerio tras los ataques de Israel

El patio de un hospital de Gaza, convertido en un cementeriol

El patio del mayor hospital de Gaza, el Al Shifa, ha quedado convertido en un cementerio, según muestran imágenes grabadas desde el lugar y compartidas recientemente en las redes sociales.

Las tumbas improvisadas, situadas una al lado de la otra, prácticamente no dejan espacio libre en el suelo cubierto de arena. Piedras de diferentes dimensiones marcan el perímetro de las fosas en las que fueron enterrados los cadáveres que no pudieron ser sacados del hospital debido a los incesantes bombardeos israelíes.

Situación catastrófica

Los ataques de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) contra las instalaciones del hospital fueron duramente criticadas por varias organizaciones internacionales. Miembros de un equipo humanitario liderado por la Organización Mundial de la Salud que visitaron el hospital utilizaron calificativos como «baño de sangre» y «zona de muerte» para describir lo que habían visto allí.

En noviembre, las FDI comenzaron el asalto del Al Shifa, acusando a Hamás de utilizar el centro médico con fines militares. En aquel entonces, la Organización Mundial de la Salud afirmó que el hospital se había convertido en «prácticamente un cementerio» y que los perros habían empezado a comerse los cadáveres.

«En los alrededores del hospital hay cadáveres que no pueden ser atendidos, ni siquiera enterrados o llevados a ningún tipo de morgue«, dijo Christian Lindmeier, portavoz del organismo. «El hospital ya no funciona como debería. Es casi un cementerio», sostuvo.

Sus palabras fueron apoyadas por los médicos del Al Shifa, quienes denunciaron que había cadáveres amontonados en el hospital, muchos en estado de descomposición debido a que los cortes de electricidad no permiten mantenerlos refrigerados. Uno de los facultativos aseguró que las autoridades israelíes no dieron permiso para que los cuerpos fueran sacados del hospital para ser enterrados.

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró en diciembre que el impacto del conflicto palestino-israelí en el sector sanitario de la Franja de Gaza es «catastrófico«. «El sistema sanitario de Gaza está de rodillas y colapsando», alertó, agregando que el trabajo en el hospital de Al Shifa es «imposible» y su personal «está directamente en la línea de fuego».