Elecciones en El Salvador: Nayib Bukele votó en medio de un fuerte operativo de seguridad y acompañado por sus seguidores

Nayib Bukele votó este domingo en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, rodeado de miembros de su partido Nuevas Ideas (NI), cientos de seguidores y bajo la mirada de un buen grupo fotógrafos y periodistas nacionales y extranjeros.

Con ropa casual y gorra, el mandatario llegó al centro de votación acompañado de su esposa, Gabriela de Bukele, y saludó a sus simpatizantes, que le esperaban ansiosos para fotografiarse con él.

El gobernante, que evitó hablar con la prensa que le aguardaba desde la madrugada, reapareció así en público tras casi tres meses de ausencia, desde que el parlamento, dominado por su partido, le concedió un permiso de medio año para hacer proselitismo político. Sin embargo, no realizó ninguna actividad pública presencial y solamente utilizó sus redes sociales para dirigirse a los votantes.

Antes de acudir a su centro de votación, Bukele compartió imágenes en su cuenta en la red social X de los salvadoreños votando en el exterior.

En las imágenes se observan largas filas de electores habilitados en España, Estados Unidos, Italia, Suecia y Francia ejerciendo su derecho al sufragio.

“Gabriela y yo ya votamos. ¡Vamos todos a votar! Recuerden que si llegan antes de las 5:00pm, los tienen que dejar votar, aunque todavía estén en la cola”, expresó el candidato presidencial en sus redes sociales.

Nayib Bukele votó en un colegio electoral ubicado en la Avenida Olímpica, en San Salvador (REUTERS/Jose Luis Gonzalez)Nayib Bukele votó en un colegio electoral ubicado en la Avenida Olímpica, en San Salvador (REUTERS/Jose Luis Gonzalez)REUTERS

Los salvadoreños votan este domingo en unos comicios que se espera darán la reelección y un mayor poder al presidente, aplaudido por poner tras las rejas a las despiadadas pandillas con una “guerra” implacable que suspendió libertades civiles.

Con una abrumadora popularidad del 90% y sin adversarios de peso, podría incluso aniquilar a la oposición en el nuevo Congreso de 60 escaños, que ya controla cómodamente.

El camino a la reelección de Bukele se abrió en 2021, cuando la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema, que había sido nombrada por el Congreso sin seguir el procedimiento legal, cambió un criterio de interpretación de la Constitución.

Los jueces, señalados por Estados Unidos de ser “leales” al Ejecutivo de Bukele, dijeron que la prohibición de la reelección es para un gobernante que haya estado en el poder por 10 años.

Seguidores del presidente Nayib Bukele festejan fuera del centro de votación al que acudió el mandatario en San Salvador (AP Foto/Salvador Meléndez)Seguidores del presidente Nayib Bukele festejan fuera del centro de votación al que acudió el mandatario en San Salvador (AP Foto/Salvador Meléndez)AP

El voto opositor

Entretanto, el aspirante a la Presidencia por el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Joel Sánchez, instó a los salvadoreños a participar en los comicios, después de ejercer su derecho al voto en un centro educativo privado.

El candidato, un empresario que reside en Estados Unidos y que ocupa el tercer puesto con un 2 % o 3 % de apoyo, según las encuestas, acudió a la universidad Albert Einstein, en las afueras de la capital, junto a algunos miembros de su partido.

“Es un día histórico para los salvadoreños (…) un día que nos permite soñar como pueblo con cambiar el rumbo de nuestra nación”, declaró a los medios.

Sánchez denunció que había visto “anomalías” en las primeras horas de la votación y pidió a la población que estuviera atenta.

Lo que no queremos es que se instaure una dictadura, lo que no queremos es que se vulnere la Constitución, lo que no queremos es un candidato ilegal que llegue a la Presidencia”, afirmó.

Joel Sánchez, candidato presidencial por Alianza Repúblicana Nacionalista (Arena), votó en las instalaciones de la Universidad Albert Einstein. (EFE/Javier Aparicio)
Joel Sánchez, candidato presidencial por Alianza Republicana Nacionalista (Arena), votó en las instalaciones de la Universidad Albert Einstein. (EFE/Javier Aparicio) EFE

Sánchez reconoció que tiene escasas opciones de ganar la Presidencia, pero en una reciente entrevista con agencias internacionales dijo que merecía la pena competir porque “el amor a mi pueblo, la conciencia social y mi compromiso patriótico me sitúan hoy en la historia de este país”.

El candidato admitió que su partido está acusado de corrupción y que se ha convertido en una oposición con poca influencia en la política nacional, pero aseguró que eso no le desanima.

Por su parte, el representante del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Manuel Flores, llegó al centro escolar ‘José Dolores Larreynaga’, en el municipio de Quezaltepeque, a 21 kilómetros de la capital, para votar en estos comicios marcados por el favoritismo hacia Bukele.

Conocido como el ‘Chino’ Flores, el candidato del FMLN, antigua guerrilla que se transformó en partido tras el fin de la guerra civil (1980-1992), propone aumentar la pensión básica universal de 50 a 70 dólares para los adultos mayores y las personas con discapacidad, y elevar el número de beneficiarios de 37.000 a 60.000.

El candidato presidencial del Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional (FMLN), Manuel Flores ejerció el voto en el centro escolar José Dolores Larreynaga. (EFE/Javier Aparicio)
El candidato presidencial del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Manuel Flores ejerció el voto en el centro escolar José Dolores Larreynaga. (EFE/Javier Aparicio) EFE

También plantea combatir el hambre, impulsar la agricultura, asegurar el bienestar familiar y mejorar el clima de inversiones, entre otras medidas.

Unos 6,2 millones de salvadoreños (740.000 en el exterior), están llamados a votar hasta las 17:00 hora local (23:00 GMT) en estas elecciones vigiladas por miles de militares y policías, y por primera vez bajo estado de excepción desde que acabó la guerra civil en 1992.

Tomado de infobae