Enormes colas de gente llevando flores al edificio del Crocus City Hall

Largas colas de ciudadanos que portan flores y desean honrar la memoria de las víctimas se han formado frente a la sala de conciertos Crocus City Hall, incendiada en el atentado terrorista.

«Me duele el alma, me duele el corazón. ¿Cómo no despedirse de las personas que murieron aquí?», dijo a RT una visitante. Según el Ministerio del Interior ruso, más de 10.000 personas acudieron al memorial espontáneo cerca del edificio.

Las personas que se acercan al lugar dicen que quieren compartir el dolor de la pérdida con los seres queridos de las víctimas, expresando sus condolencias, y califican el suceso de tragedia compartida.

El 24 de marzo ha sido declarado día de luto nacional en Rusia por el presidente Vladímir Putin. Se han cancelado todos los eventos culturales y de entretenimiento en todo el país. Por el momento, el número de muertos supera las 137 personas, mientras que más de 110 heridos están siendo atendidos en hospitales de Moscú.

Tomado de RT