«Es una falacia, un cuento»: López Obrador rebate la tesis de Milei de que el mercado resuelve todo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, contrarrestó este miércoles las premisas ideológicas que defiende el argentino Javier Milei y que priorizan la injerencia del mercado por encima del papel que desempeña el Estado.

«Es una falacia, un cuento, una mentira, un sofisma pensar que se va a diluir el Estado y que todo lo va a resolver el mercado. Eso está demostrado que no funciona«, afirmó el mandatario durante su conferencia mañanera, en la cual un periodista argentino le pidió un balance del gobierno de Milei.

López Obrador explicó que, a diferencia de lo que cree su colega argentino, el Estado no puede incumplir con su responsabilidad social.

«¿Sabe lo que es dejar todo al mercado? Es como la libertad del zorro en el gallinero»

«Eso es el predominio del mercado sin el Estado. Desde luego el Estado no puede asfixiar la iniciativa de la sociedad civil, pero ¿acaso en Estados Unidos, Francia, China, Rusia o Inglaterra no existe el Estado?», cuestionó.

«No sé qué fundamento tiene pensar que no va a haber Estado. Desde luego que estamos a favor de las libertades, pero en serio, de manera auténtica. Es garantizarlas, no reprimir, no prohibir«, añadió.

En ese sentido, López Obrador se refirió de manera velada al polémico veto del uso del lenguaje inclusivo que impuso Milei en la administración pública y aseguró que es como si a él le quisieran prohibir hablar como tabasqueño y le dijeran: «ahora tienes que hablar castellano, no te comas las eses, no las digas de más».

Diferencias

Más allá de estos comentarios, el presidente mexicano advirtió que no podía analizar públicamente lo que ocurre en Argentina porque Milei fue elegido democráticamente.

«Fueron los argentinos los que decidieron tener ese gobierno, entonces yo tengo que respetar eso», insistió, aunque de todas formas se diferenció ideológicamente del libertario.

«Ya he dicho mi punto de vista. En lo general, siento que el modelo neoliberal es un fracaso, que solo causa daño a la mayoría de los pueblos y beneficia a una minoría que son los que impulsan ese modelo en el mundo», dijo.