Estados Unidos aprueba la primera vacuna contra el virus de chikungunya

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó este jueves la primera vacuna en el mundo contra el chikungunya. El medicamento, llamado Ixchiq, será autorizado solo para personas de más de 18 años y con riesgo mayor de exposición al virus.

El chikungunya, calificado por la FDA como “una amenaza emergente para la salud mundial”, es un virus propagado por la picadura de un mosquito infectado. Sus síntomas incluyen fiebre y dolor en las articulaciones, que puede persistir durante meses o incluso años, especialmente en adultos mayores e individuos con afecciones médicas subyacentes. En los últimos 15 años se han reportado al menos cinco millones de casos.

El mayor riesgo de infección por chikungunya se encuentra en las regiones tropicales y subtropicales de África, el sudeste asiático y partes de América, donde los mosquitos son endémicos. Sin embargo, el virus se ha estado extendiendo a nuevas áreas geográficas, provocando un aumento en la prevalencia global de la enfermedad.

“La aprobación de hoy aborda una necesidad medica no cubierta y es un avance importante en la prevención de una enfermedad potencialmente debilitante, con opciones de tratamiento limitadas”, aseguró Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación de Productos Biológicos de la FDA.

El Ixchiq, desarrollado por la empresa austriaca Valvena, se administra en una dosis única y contiene una versión viva y debilitada del virus de chikungunya, como es común en las vacunas, por lo que puede causar en el receptor síntomas similares a los que padecen las personas infectadas.

Se realizaron dos estudios clínicos, con 3.500 participantes mayores de 18 años en Estados Unidos. Los efectos secundarios más frecuentes fueron dolor de cabeza, fatiga, dolor muscular y en las articulaciones, fiebre y nauseas. Se notificaron reacciones graves en 1,6 % de los receptores, de los cuales dos tuvieron que ser hospitalizados.