«Existe un control»: Perú redobla seguridad en cárceles frente al espejo de la crisis ecuatoriana

El Gobierno de Perú aseguró este miércoles que tiene el «control» de las prisiones, en medio de la preocupación regional tras lo ocurrido en Ecuador, donde se desató una ola violencia luego de la fuga de reos ligados al narcotráfico.

«Existe un control, el principio de autoridad en los penales existe en todos los penales», subrayó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Arana, en diálogo con la prensa local desde el centro penitenciario Castro Castro, en el distrito de San Juan de Lurigancho.

Arana acudió allí para realizar una inspección al establecimiento carcelario, un «trabajo coordinado de prevención para evitar cualquier tipo de acción en los penales».

«La ciudadanía debe tener la seguridad y la tranquilidad que desde los penales se está haciendo un trabajo coordinado con todas las autoridades», agregó.

Intercambio con Ecuador
El funcionario también fue preguntado sobre el anuncio del presidente ecuatoriano Daniel Noboa, quien comunicó que piensa extraditar a miles de presos extranjeros, entre los que se encuentran 100 peruanos.

«Estamos en plena coordinación (…). Este tipo de acciones deben efectuarse bajo procedimiento de extradición, no es un asunto tan sencillo», contestó.

En la misma línea se expresó la semana pasada el jefe del Instituto Nacional Penitenciario de Perú, Javier Llaque, quien apuntó que es necesario «analizar cada caso».

«Si por un acuerdo de autoridades deciden devolver a los condenados, nosotros tenemos 162 [ecuatorianos], así que será un tema recíproco que devolvamos a los condenados también», avisó Llaque, entrevistado por una emisora local.