Fatal caída de un árbol mata a un matrimonio que viajaba en una camioneta

El matrimonio compuesto por Fabiana Guadalupe Urbina Munguía de 26 años y Donald Martín Anzoátegui Balmaceda de 56 años, fallecieron la noche de este miércoles cuando viajaban en su camioneta, junto a su hijo de cinco años y al pasar por el kilómetro 26 ½ de la carretera Nindirí-Sabana Grande, les cayó encima un frondoso árbol de chilamate, de unos 20 metros de altura.

La tragedia que aconteció exactamente de Avícola “La Barranca”, 300 metros al norte, quedó grabada en una cámara de seguridad y muestra el instante que el árbol cae al momento que va pasando la camioneta con placa de Granada, con la familia Anzoátegui Urbina, provocando que todas las ramas cayeran sobre la carrocería del vehículo y quedara prensada la pareja.

Con ayuda de personas que circulaban al momento de la tragedia y de los Bomberos Unidos que se hicieron presentes, lograron quitar las ramas y rescatar a los pasajeros; sin embargo, el señor Anzoátegui Balmaceda murió de forma instantánea, mientras que Urbina Munguía fue llevada en estado grave al centro de salud de Nindirí, donde no sobrevivió, en tanto, el hijo de la pareja, que salió con lesiones, fue trasladado al Hospital Hilario Sánchez de Masaya.

La caída del árbol también provocó daños en otro vehículo con placa de Chontales que circulaba en ese momento, en el que iban Alfredo Geyer, Patricia Martínez y su hija de cinco años, quienes sobrevivieron de milagro.

“Yo venía de hacer una compra de una cabina para un camión que tengo dañado, mi doña viene manejando; mi hija atrás, cuando me dice mi doña, el palo se cae, entonces en eso, corro a proteger a la niña; pero ya fue imposible zafarnos de la caída del palo, del mismo nervio ella tuvo que haber frenado, las otras personas fallecieron. Eso es terrible, nosotros estamos bien, solo daños materiales, esto es un milagro de Dios”, expresó Alfredo Geyer.

“Yo estaba acostado, escuché que había caído un árbol de chilamate, me fui a la casa, saqué la motosierra para auxiliar a la gente. La muchacha, un niño y el señor, solamente venían tres, dos adultos y un niño, la muchacha se sacó, pero iba viva, no se sabe que si se ahogó con la misma sangre”, comentó el poblador de la zona, Miguel Ángel Caldera.

Tras el accidente, la circulación en esa vía se vio interrumpida por varias horas.

La pareja que murió habitaba en el barrio “La Otra Banda”, de la ciudad de Granada.