Gobierno de Venezuela se declara “alerta y vigilante” ante planes del extremismo opositor

El Gobierno de Venezuela se ha declarado en “alerta y vigilante” ante una nueva serie de planes conspirativos que organizan grupos del extremismo opositor para tratar de desestabilizar el país a casi un mes de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 28 de julio.

Tanto el presidente venezolano, Nicolás Maduro, como la vicepresidenta de ese país suramericano, Delcy Rodríguez, han detallado algunos de los planes que buscan ejecutar sectores radicales de la oposición para tratar de influir en el clima electoral.

Este martes, Rodríguez denunció que uno de los ataques que pretende ejecutar la ultraderecha venezolana es derrumbar el puente Angostura, en el estado Bolívar, una arteria vial de suma importancia que cruza el río Orinoco al sureste del país.

“Oigan esto que es muy grave, quieren derrumbar el primer puente sobre el río Orinoco, nuestro puente Angostura (…) han estado cortando las guayas para que el puente se desplome y causar una catástrofe para nuestro país, para el estado Bolívar, para el estado Anzoátegui”, expresó la vicepresidenta en un acto realizado en la parroquia Marhuanta del estado Bolívar.

La alta funcionaria dijo que tanto la población como el Gobierno deben “estar alertas y vigilantes”, sobre todo, para “cuidar la paz” que ha logrado construir el país.

Rodríguez detalló que como parte del ataque al Angostura, el extremismo a través de un “plan muy bien articulado”, logró cortar entre 10 % y 20 % de las guayas que sostienen el puente. Por ello, se ordenó a la Fuerza Armada tomar medidas preventivas, restringir el paso de carga y limitar la velocidad de los vehículos.

Planes contra el Sistema Eléctrico

Rodríguez resaltó que el lunes en la noche, el presidente Maduro también “lanzó alertas muy importantes” porque los extremistas opositores saben “que están derrotados” y ahora tratan de “sabotear nuevamente el sistema eléctrico”.

En su programa televisivo “Con Maduro +”, el mandatario venezolano comentó que “en las últimas semanas”, la ultraderecha se ha concentrado “con mucha fuerza” para preparar “una ofensiva contra el sistema eléctrico“.

“Tengo las pruebas en mano”, expresó Maduro y dijo que en ellas hay videos, “información de primera mano” y “conversaciones secretas de grupos de la extrema derecha fascista” sobre la “guerra eléctrica” que intentan ejecutar.

Maduro añadió que el objetivo de estos nuevos ataques es “tratar de ocasionar un evento en el país que dañe el clima de paz, tranquilidad y felicidad” que se ha construido durante el proceso electoral en marcha.

“Viéndose perdidos como están, ellos apuestan a hacerle daño al país, hacerle daños a las comunidades”, para intentar molestar a la población, sobre todo, “donde el chavismo gana con más de 80 % de los votos“, dijo.

“Estoy obligado a denunciarlo. Están capturados, presos, procesados por la Fiscalía, convictos y confesos varios autores materiales de estos ataques al sistema eléctrico contra el pueblo, lo denuncio, ¡Alerta pueblo!”.