Guterres toma nota de fallo de CIJ sin desistir de alto al fuego

El secretario general de la ONU, António Guterres, tomó nota de la decisión adoptada hoy por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), aunque no desistió de su llamado para un cese al fuego en Gaza.

En un comunicado divulgado aquí, el alto representante recordó que las decisiones del tribunal son vinculantes por lo que llamó a todas las partes a cumplir debidamente, de conformidad con la Carta y el Estatuto de la Corte.

A pesar de la formalidad del texto, el portavoz del titular de la ONU insistió en la posición del alto representante para pedir un cese al fuego humanitario inmediato.

«La Corte es un pilar del sistema de las Naciones Unidas, un órgano importante. El secretario general cree firmemente que sus decisiones deben ser respetadas ya que son vinculantes legalmente», dijo Stéphane Dujarric en rueda de prensa.

Sin embargo, remarcó, su posición cotinúa «fuerte y clara» para exigir un cese al fuego.

El comunicado toma nota de la decisión de la Corte de ordenar a Israel la adopción de todas las disposiciones que estén en su poder para impedir actos de genocidio en la actual escalada en la Franja de Gaza.

Esto incluye asesinato, causar graves daños corporales o mentales, infligir deliberadamente condiciones de vida calculadas para provocar la destrucción de los grupos e imponer medidas destinadas a impedir los nacimientos.

También enfatiza en la instrucción de la CIJ a Tel Aviv para que vele por que sus militares no cometan ninguno de esos actos.

El comunicado remarca la necesidad de garantizar la prestación de servicios básicos y asistencia humanitaria que se necesitan con urgencia para hacer frente a las condiciones adversas de vida de los palestinos en Gaza.

De acuerdo con la nota, el secretario general transmitirá sin demora la notificación de las medidas provisionales ordenadas por la Corte Internacional, con sede en La Haya, al Consejo de Seguridad.

El fallo del tribunal ordenó Israel tomar medidas efectivas para prevenir la destrucción y asegurar la preservación de pruebas relacionadas con acusaciones de actos dentro del alcance del artículo II de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

A pesar de no pedir explícitamente un alto al fuego, la CIJ pidió garantizar que que fuerzas armadas israelíes, así como cualquier unidad o individuo armado que pueda estar sujeto a su control, dirección o influencia, no cometa ninguno de los actos considerados genocidio.

De este modo, Israel debe desistir de la comisión de todos y cada uno de los actos comprendidos en el ámbito del artículo II de la Convención.

La decisión aboga además por permitir la entrada de ayuda humanitaria a la Franja.

El caso iniciado por Sudáfrica en diciembre de 2023 por “presuntos genocidios cometidos por Israel en la Franja de Gaza” buscaba que la CIJ concediera medidas de emergencia para detener la guerra en el enclave, bajo asedio desde el 7 de octubre pasado.

La solicitud de la nación africana pedía órdenes provisionales, incluido que Israel cese inmediatamente sus operaciones militares en Gaza, así como medidas razonables para prevenir el genocidio de los palestinos, y garantizar que los desplazados regresen a sus hogares, y tengan acceso a asistencia humanitaria.

Tomado de Prensa Latina