«Hipocresía evidente»: por qué EEUU y Francia envían ayuda a Gaza mientras venden armas a Israel

"Hipocresía evidente": por qué EEUU y Francia envían ayuda a Gaza mientras venden armas a Israel

Recientemente, los gobiernos de Estados Unidos y Francia se vieron envueltos en una polémica sobre el envío de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza en aviones militares. Analistas entrevistados por Sputnik explican por qué ahora los países de Occidente pusieron a enviar ayuda a Gaza al tiempo de seguir vendiendo armas a Israel.

La ayuda enviada por Washington, según el Mando Central estadounidense (CENTCOM), consistió en 38.000 raciones de comida. En el caso de Francia, el presidente del país, Emmanuel Macron, publicó un video en las redes sociales en el que se ve cómo se lanzan a la Franja de Gaza paquetes de alimentos con la bandera francesa adosada con la leyenda «¡Solidaridad en camino!».

Sin embargo, la iniciativa no estuvo exenta de críticas. Las organizaciones de ayuda humanitaria describieron el envío estadounidense como una medida de relaciones públicas dirigida al electorado estadounidense, y señalaron que sería más eficaz presionar a Israel para que abriera las rutas terrestres del enclave a la ayuda humanitaria.

Además, tanto Francia como Estados Unidos son criticados por seguir suministrando armas a Israel, que actualmente se están utilizando en la ofensiva israelí. En diciembre, EEUU aprobó con carácter de urgencia, sin pasar por el Congreso, el envío de 14.000 proyectiles para los tanques utilizados en la ofensiva en Gaza, presupuestados en 106 millones de dólares. En aquel momento, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, justificó la medida diciendo que existía una emergencia que requería la venta inmediata de la munición, a riesgo de la seguridad nacional estadounidense.

En el caso de Francia, sin embargo, la venta de armas es nebulosa, como señalaba el presidente de Amnistía Internacional, Jean-Claude Samouiller, en una reciente carta abierta a Macron, en la que criticaba la falta de transparencia en cuanto a los datos de venta de armas a Tel Aviv y advertía de la necesidad de dejar de suministrar armas a ese país para su uso en lo que calificaba de genocidio.

En una entrevista con Sputnik, expertos analizaron cómo la venta de armas a Israel podría comprometer la legitimidad de la ayuda humanitaria enviada a la Franja de Gaza por Estados Unidos y los aliados occidentales de Washington.

Una «hipocresía evidente para cualquier persona con un mínimo de información»

Gabriel Mathias Soares, doctor en Historia Social, máster en Estudios Árabes por la Universidad de São Paulo (USP) y exobservador de derechos humanos en Cisjordania, considera que los envíos son una «hipocresía evidente para cualquier persona con un mínimo de información«. Además, afirma que «la honestidad de reconocer esa hipocresía no está tan extendida».

«Al contrario, hay muchos que trabajan sin cesar para racionalizar y defender lo indefendible. Este es el papel de los propagandistas y los grupos de presión, no solo para Israel, sino para los intereses de las potencias occidentales», destaca el experto.

Soares añade que, para los países del sur global, la legitimidad estadounidense y europea ya estaba en declive, «desafiada por el ascenso económico de China, la reafirmación del poder militar de Rusia y foros y bloques alternativos a los tradicionales, como los BRICS«.

«Todavía hay mucha fuerza en la hegemonía estadounidense y en la legitimidad de los llamados valores occidentales de democracia y derechos humanos, pero el apoyo irrestricto a los bombardeos indiscriminados de Israel sobre Gaza, que podrían ser acusados de genocidio, y la crisis humanitaria han puesto al descubierto los límites de este discurso y de lo que efectivamente cuenta como humano y democrático, algo de lo que los países que han vivido la colonización europea tienen una memoria muy reciente», expuso el experto.

Tomado de Sputnik