Investigan en Perú a 20 militares por los disparos en las protestas de 2022

La Fiscalía de Perú ha abierto una investigación contra 20 militares por tentativa de homicidio en relación a los disparos efectuados contra manifestantes durante las protestas que tuvieron lugar en diciembre de 2022 en la ciudad de Ayacucho contra la destitución del entonces presidente Pedro Castillo y en las que 10 personas murieron y otras 20 resultaron heridas, recoge La Republica.

Aunque todos los militares que han declarado ante la fiscal Mirela Coronel Molero han negado que usaran sus armas contra los civiles, más de 100 testigos interrogados, incluidas las personas que resultaron heridas, coinciden en que los efectivos “dirigieron los cañones de su armamento a los manifestantes”.

Según la Fiscalía, el elevado número de heridos de gravedad por impactos de bala, “confirma que existió un patrón en el comportamiento” de los uniformados encargados de “restablecer el orden” en las calles, lo que contradice la versión de los militares implicados, que sostienen que solo hicieron disparos al aire y no contra los manifestantes.

En este sentido, la Fiscalía ha formalizado la investigación preparatoria contra siete oficiales de jerarquía y uno de la Policía Nacional como presuntos autores directos de homicidio calificado con alevosía en el grado de tentativa, lo que quiere decir que los efectivos que dispararon por órdenes, o bajo conocimientos de ellas, tuvieron la intención de matar a los ciudadanos que protestaban en Ayacucho.

La lista está encabezada por tres generales de las Fuerzas Armadas que fueron identificados por Coronel Molero como “los eslabones de la cadena de mando durante las acciones contra la protesta en Ayacucho”.

También aparecen como autores directos del presunto delito de homicidio calificado en la modalidad de tentativa los jefes de patrulla y subalternos que se encontraban en la zona donde se registraron los heridos de gravedad.