Kate Middleton tiene cáncer

La princesa de Gales, Kate Middleton, anunció que se le diagnosticó un cáncer y actualmente está recibiendo quimioterapia «preventiva».

En un mensaje de video publicado por el palacio de Kensington, la princesa confesó que la noticia fue «un gran shock», y que ella y su esposo, el príncipe Guillermo, han estado «haciendo todo lo posible para procesar y gestionar esto en privado, por el bien de nuestra joven familia».

«En enero me sometí a una cirugía abdominal mayor en Londres, y en ese momento se pensó que mi enfermedad no era un cáncer. La operación fue un éxito. Sin embargo, en las pruebas que siguieron se descubrió que había cáncer. Mi equipo médico me aconsejó que me sometiera a un tratamiento preventivo de quimioterapia y ahora estoy en las primeras fases», reveló Middleton.

«Como pueden imaginar, esto ha llevado tiempo. Me ha llevado tiempo para recuperarme de una cirugía mayor con el fin de comenzar mi tratamiento. Pero, lo que es más importante, nos ha llevado tiempo explicárselo todo a George, Charlotte y Louis de forma adecuada para ellos, y asegurarles que voy a estar bien», dijo la princesa, haciendo referencia a sus tres hijos.

«Esperamos que comprendan que, como familia, ahora necesitamos algo de tiempo, espacio y privacidad mientras completo mi tratamiento. Mis funciones siempre me han aportado un profundo sentimiento de alegría y estoy deseando volver cuando pueda, pero por ahora debo centrarme en recuperarme por completo», concluyó, sin revelar qué tipo de cáncer padece.

La desaparición de la princesa
La última aparición pública de la princesa de Gales fue el 25 de diciembre, cuando participó en la caminata anual a la iglesia de Sandringham para el servicio de la mañana de Navidad, junto con el rey Carlos III, así como su esposo, el príncipe Guillermo, y sus tres hijos. Posteriormente, el 17 de enero, el Palacio de Kensington comunicó que Kate había sido sometida a una operación abdominal.

Tras esto, las primeras fotos de la princesa aparecieron el 4 de marzo. Los ‘paparazzi’ la captaron sentada en el asiento del copiloto de un coche conducido por su madre, Carole Middleton, y llevaba gafas de sol. Según reportes, la imagen fue tomada cerca del castillo de Windsor, donde Kate se está recuperando.

Entre tanto, la primera foto oficial posterior a la operación fue difundida el 10 de marzo. En la imagen, Kate aparece con sus hijos en el Día de la Madre. Sin embargo, la imagen causó revuelo en las redes sociales, ya que los usuarios notaron que había sido retocada con Photoshop. En este contexto, varias agencias fotográficas retiraron la instantánea debido a manipulaciones editoriales.

La princesa anunció luego que fue ella misma quien editó la foto. No obstante, surgieron sospechas de que la princesa de Gales había retocado una foto suya publicada hace varios años en la portada de Vogue, en un intento por desmentir los rumores sobre su estado de salud. Posteriormente, Middleton y su esposo fueron vistos en una granja local durante el fin de semana pasado en Windsor, Inglaterra, pero algunos internautas aseguraron que eran dobles o que el video podría haber sido generado por inteligencia artificial (IA).

Tomado de RT