La Fiscalía pide celebrar a puerta cerrada el juicio contra Dani Alves para proteger a la víctima

La Fiscalía de Barcelona, España, solicitó a la Audiencia respectiva que el juicio contra Dani Alves, futbolista brasileño y exjugador del FC Barcelona, acusado de agresión sexual, se celebre a puerta cerrada, en atención a cuestiones de seguridad y privacidad de la víctima, informan medios locales.

Según fuentes familiarizadas con el asunto, en esa petición se han unido tanto la defensa como la acusación, al considerar que tal medida es «indispensable» para respetar el derecho a la intimidad de la joven que, presuntamente, fue violada por el deportista en la discoteca Sutton de la ciudad catalana el 30 de diciembre de 2022.

Además, se argumenta que un procedimiento judicial cerrado contribuiría a evitar los «graves perjuicios» que pudieran surgir con el acceso del público y los medios de comunicación al proceso. De acuerdo con la información presentada, Dani Alves será juzgado entre el 5 y el 7 de febrero.

La solicitud del ministerio público fue presentada al poco de que la madre del futbolista, Maria Lúcia Alves, publicara en sus redes sociales un video en el que por primera vez se mostró el rostro y se dio el nombre de la denunciante.

En las imágenes se ve a la joven española, a la que se identifica como Anna Páez, en diferentes fiestas; una de ellas, la celebración de sus 24 años, que cumplió en septiembre pasado.

La Fiscalía, entre tanto, solicita nueve años de cárcel para el futbolista, al que acusa por el delito de agresión sexual y exige que indemnice a la víctima con 150.000 euros (unos 163.000 dólares). Mientras, la acusación privada ejercida por la joven pide que sea condenado a 12 años, la pena máxima por violación.