La insólita campaña de ataques de Milei contra Lali, estrella de la música en América Latina

El presidente de Argentina, Javier Milei, encabeza una intensa e inusitada campaña en contra de Lali, una famosa actriz, compositora, productora y cantante que ha logrado trascender fronteras hasta alcanzar el estrellato internacional.

La promoción del acoso presidencial a Lali, que comienza en las redes sociales y se replica en los medios oficialistas, estalló el año pasado, cuando la artista de 32 años lamentó el triunfo de Milei.

«Qué peligroso. Qué triste», escribió. Esas cuatro palabras bastaron para convertir a Mariana Espósito, su verdadero nombre, en enemiga de un mandatario que no tolera crítica u oposición alguna.

Desde entonces, con la ayuda de sus seguidores y de periodistas amigos, Milei construyó la narrativa de que Lali hoy no es oficialista porque está acostumbrada a «vivir del Estado» y con él perderá sus «privilegios»,  ya que su gobierno no contratará a artistas para actuar en los populares, tradicionales y masivos festivales que se llevan a cabo en todo el país.

A ella y a otros músicos que no son ‘libertarios’, el mandatario los acusa de haber apoyado a los pasados gobiernos peronistas y de cobrar supuestas cifras millonarias en eventos que suelen ser financiados con recursos públicos.

Pero, en el caso particular de Lali, el relato oficialista se topa con una larga y versátil trayectoria artística, ya que ella comenzó a trabajar a los siete años en telenovelas de gran éxito que, desde entonces, la convirtieron en una figura internacional porque los productos televisivos que protagonizó tuvieron alto impacto en América Latina, Europa y, especialmente, en Israel.

Éxito

En los últimos años, Lali, declarada feminista y activista por los derechos de la diversidad sexual, se consolidó como una estrella del pop latinoamericano. El año pasado, además, hizo historia al erigirse como la primera cantante argentina en llenar el estadio del club Vélez Sarsfield de Buenos Aires.

Además, ha continuado su exitosa carrera como actriz con series como ‘El fin del amor‘ y ‘Sky rojo‘, que se emiten en plataformas internacionales, a lo que se suman publicidades y presentaciones especiales, como el recordado 18 de diciembre de 2022, cuando cantó el himno nacional en Qatar, previo a la final del Mundial que Argentina le ganó a Francia.

En resumen, la trayectoria de Lali se ha desarrollado básicamente en el sector privado, así que no «vive del Estado», como la acusa Milei. Pero, de manera paralela, la artista jamás ha dejado de vincularse con luchas sociales y es una importante referente progresista, lo que la convierte en antagonista natural de un gobierno de ultraderecha.