Maestros salvadoreños protestan para exigir revisión salarial

Decenas de maestros de diferentes puntos de El Salvador se sumaron este viernes a una marcha convocada por la Unidad Magisterial para exigir al Ministerio de Educación (MINED) que cumpla con la revisión salarial contemplada en la Ley de la Carrera Docente y que debió entrar en vigor en 2023.

Fue una convocatoria de los 10 sindicatos de docentes que conforman la Unidad Magisterial en la Catedral Metropolitana de San Salvador, para de ahí partir hacia el MINED, en el Centro de Gobierno.  

El artículo 33 de la Ley de la Carrera Docente ordena ajustar los salarios de los docentes con una frecuencia no mayor a tres años. Los maestros señalan que la última revisión fue en 2019, por lo que la siguiente debió entrar en vigor en 2023, pero pese a las repetidas solicitudes, el MINED no ha cumplido con esta obligación.

El secretario general de Bases Magisteriales, uno de los sindicatos que forma parte de la Unidad Magisterial, Jorge Villegas dijo que «nos cansamos de esperar. Un año, siete meses y siete días llevamos de retraso de la negociación salarial, de tal manera que por eso es la marcha, a exigirle al ministro (interino de Educación, José Mauricio Pineda) que cumpla con la Ley de la Carrera Docente».

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Maestras y Maestros de la Educación Pública de El Salvador (SIMEDUCO), Daniel Rodríguez, recordó que en octubre de 2022, los sindicatos se unieron para presentarle al MINED una propuesta unificada de ajuste salarial, en el contexto de mesas de trabajo para formular la reforma educativa «Mi Nueva Escuela».

Sin embargo, los maestros no recibieron una respuesta inmediata, incluso se suspendieron la reuniones, y fue hasta febrero de 2023 que Educación les informó que la falta de fondos le impedía efectuar el ajuste.

Los docentes continuaron durante 2023 presionando por la revisión y solicitando audiencias con el MINED y el Ministerio de Hacienda, pero fue hasta el recién pasado miércoles que pudieron reunirse con el ministro Pineda y Carolina Recinos, delegada de Casa Presidencial.

No obstante, en ese encuentro no hubo una propuesta concreta, señalaron los sindicatos ese mismo día, y por eso decidieron mantener en pie la marcha de este viernes. «Tuvimos una burla de parte de los titulares, porque nos llamaron a reunión, pero no tenían absolutamente nada», afirmó Rodríguez esta mañana.

Por otra parte, el secretario de SIMEDUCO destacó que la exigencia del ajuste salarial ha unido al gremio. «Este es un día histórico, después de 30 años que el magisterio no se ve unido, hemos logrado vernos unidos para conquistar el aumento salarial, que por ley nos corresponde y ha sido violado por el presidente de la República (Nayib Bukele), por el ministro de Educación», afirmó.

A su vez, Luis Alberto Amaya, del Movimiento Pedagógico Salvadoreño, sostuvo que la unidad sindical que se ha logrado va más allá de exigir una mejora salarial para los docentes. «No quiero que quede en la expresión que nos unimos solamente para el salario, no estamos uniendo porque necesitamos mejorar las condiciones de nuestras escuelas, la capacidad pedagógica para darle clases a nuestros niños, para atender bien a los padres de familia, es decir, tenemos excelentes ideas para dar clases con calidad (…). Por esta razón, sentimos muy malo que el Ministerio de Educación no valore nuestra profesión», dijo.

Tomado de teleSUR