Mujer que asegura inspiró la serie ‘Baby Reindeer’ demanda a Netflix por una multimillonaria suma

Fiona Harvey, la mujer que afirma ser la inspiración detrás del personaje de Martha Scott en la exitosa serie de Netflix ‘Baby Reindeer’, ha presentado el jueves una demanda por 170 millones de dólares en daños y perjuicios contra el gigante del ‘streaming’, recoge The Guardian.

Estrenada el pasado abril, la serie dramática fue creada y protagonizada por el escritor escocés Richard Gadd, y se basa en sus experiencias personales de haber sido acosado y abusado supuestamente por Martha. Aunque Gadd explicó que cambió ligeramente varios detalles de la historia para darle “clímax dramáticos” y proteger la identidad de las personas en las que se basa, aseguró que era “emocionalmente real” y los abusos sí ocurrieron.  

Por su parte, Harvey, quien se identificó como la inspiración para Martha después de que los internautas la localizaran y empezaran a contactarla a través de redes sociales, ha negado en repetidas ocasiones ser una acosadora, así como las afirmaciones de que envió a Gadd 41.000 correos electrónicos y cientos de mensajes de voz.

“La mayor mentira de la televisión”

En la demanda, la defensa de Harvey calificó la afirmación de Gadd de que la serie es una “historia real”, como “la mayor mentira en la historia de la televisión […] diseñada para atraer más espectadores, llamar la atención, ganar más dinero y destruir cruelmente la vida de la demandante”.

“Las mentiras que los demandados contaron sobre Harvey a más de 50 millones de personas en todo el mundo incluyen que ella es una acosadora condenada en dos ocasiones, sentenciada a cinco años de prisión, y que agredió sexualmente a Gadd”, continúa el documento.

“Netflix, una multinacional multimillonaria del ‘streaming’ de entretenimiento, no hizo literalmente nada para confirmar la ‘historia real’ que les contó Gadd”, sostiene la denuncia, añadiendo que como resultado “de las mentiras y la mala conducta” de los demandados, “la vida de Harvey quedó arruinada”.

La demanda, presentada ante el tribunal del distrito central del estado de California, acusa de difamación, imposición intencionada de angustia emocional, negligencia y violación del derecho a la publicidad, y exige al menos 50 millones de dólares por daños reales, otros 50 en concepto de daños compensatorios por “angustia mental, pérdida de disfrute y de negocio”, y 50 millones por “todas las ganancias” de la serie, así como 20 millones por daños punitivos.

Por su parte, un portavoz de Netflix declaró que la compañía tiene “la intención de defender enérgicamente este asunto y el derecho de Gadd a contar su historia”.