Naciones Unidas promueve justicia contra legado racista en Día Mundial

La conmemoración del Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos busca combatir el legado racista de ese proceso y promover justicia para las víctimas.

Desde 2006, la Asamblea General de la ONU estableció el programa de difusión de la trata transatlántica, que designó el 25 de marzo de cada año como la fecha para concientizar sobre esa trágica página de la historia con ceremonias y actividades en las sedes del organismo por el mundo.

Este año el foro celebrará una reunión conmemorativa en su sede central en Nueva York con un mensaje de reparación.

La ONU estima más de 13 millones de africanos fueron víctimas de la esclavitud impulsada por la ideología racista de que estas mujeres, hombres y niños eran inferiores por el color de su piel, mientras innumerables familias quedaron destrozadas y un número incalculable de seres humanos perdieron la vida.

A pesar de sufrir graves violaciones de los derechos humanos y trauma inter generacional durante siglos, las personas esclavizadas perseveraron en su resiliencia, demostrando valentía y rebeldía contra las condiciones de esclavitud, trabajo forzado y violencia y opresión sistémicas, reconoce además el organismo.

No obstante, de acuerdo con Naciones Unidas el legado racista de la trata transatlántica de esclavos persiste hoy en día en prejuicios y creencias negativas que aún se perpetúan y afectan a las personas afrodescendientes en todo el mundo.

Por ello, la fecha insiste en la educación transformadora, que trata de capacitar a los alumnos para ver el mundo social de forma crítica y a través de un lente ético para desafiar y cambiar el statu quo como agentes de cambio.

Esto, señala, es esencial para la labor de enseñanza y aprendizaje sobre la esclavitud con el fin de acabar con el racismo y la injusticia y construir sociedades inclusivas basadas en la dignidad y los derechos humanos para todas las personas, en todas partes.