Netanyahu criticó el fallo de la Corte Internacional de Justicia contra Israel: “La acusación de genocidio no solo es falsa, es indignante”

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró este viernes que la acusación de genocidio contra Israel que investiga la Corte Internacional de Justicia (CIJ) “no solo es falsa, es indignante”, aunque celebró que el tribunal no ordenara el cese inmediato de las hostilidades.

”Como todo país, Israel tiene el derecho básico a la autodefensa. El tribunal de La Haya rechazó con razón la escandalosa exigencia de privarnos de este derecho”, afirmó Netanyahu tras conocerse el fallo de la CIJ sobre las medidas provisionales exigidas por Sudáfrica.

Netanyahu ordenó a los miembros de su gabinete que se abstengan de responder a la sentencia provisional de la CIJ en el caso de genocidio, de acuerdo a The Times of Israel.

Según la emisora nacional Kan, Netanyahu, a través del consejero de Seguridad Nacional, Tzachi Hanegbi, dio instrucciones a los ministros del gobierno para que se abstuvieran de hacer declaraciones públicas antes de que se diera a conocer una posición oficial del gobierno sobre el asunto.

La CIJ dijo este viernes que no desestimará la acusación hecha por Sudáfrica de que Israel comete un genocidio en Gaza.

Joan E. Donoghue, presidenta de la CPI, abrió la sesión para dar lectura a la esperada decisión de un panel de 17 jueces en un caso que afecta al núcleo de uno de los conflictos más intratables del mundo.

En la sentencia, Donoghue dijo que el Tribunal no desestimaría el caso.

“El tribunal es plenamente consciente de la magnitud de la tragedia humana que se está desarrollando en la región y está profundamente preocupado por la continua pérdida de vidas y el sufrimiento humano”, declaró.

La decisión de este viernes, sin embargo, es sólo provisional; podrían pasar años hasta que se considere el caso completo presentado por Sudáfrica. Israel rechaza la acusación de genocidio y había pedido al tribunal que desestimara los cargos.

El fiscal general adjunto de Israel para el Derecho Internacional, Gilad Noam, y el jurista británico Malcolm Shaw, sentados el día en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se pronuncia sobre las medidas de emergencia contra Israel tras las acusaciones de Sudáfrica de que la operación militar israelí en Gaza es un genocidio dirigido por el Estado, en La Haya, Países Bajos, 26 de enero de 2024. REUTERS/Piroschka van de WouwEl fiscal general adjunto de Israel para el Derecho Internacional, Gilad Noam, y el jurista británico Malcolm Shaw, sentados el día en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se pronuncia sobre las medidas de emergencia contra Israel tras las acusaciones de Sudáfrica de que la operación militar israelí en Gaza es un genocidio dirigido por el Estado, en La Haya, Países Bajos, 26 de enero de 2024. REUTERS/Piroschka van de Wouw

Israel lanzó su masivo asalto aéreo y terrestre contra Gaza después de que terroristas de Hamas asaltaran comunidades israelíes el 7 de octubre y mataran a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraran a otras 250.

La ofensiva ha diezmado vastas franjas del territorio y ha expulsado de sus hogares a casi el 85% de sus 2,3 millones de habitantes.

Más de 26.000 palestinos han muerto, según informó el viernes el Ministerio de Sanidad del enclave controlado por el grupo terrorista Hamas. El ministerio no distingue entre combatientes y civiles en su cifra de muertos, pero ha dicho que alrededor de dos tercios de los fallecidos eran mujeres y niños.

El ejército israelí afirma que al menos 9.000 de los muertos en los casi cuatro meses de conflicto son terroristas de Hamas.

Tomado de infobae